¿Qué onda con la Mini NES?

¿Cómo te explicas que haya escasez de productos en una época industrializada como la nuestra?

El pasado 11 de noviembre llegó la esperada Mini NES, esa consola en miniatura que nos devolvería los mejores años de nuestra niñez y juventud.

Días antes de su lanzamiento, varios medios previnieron que probablemente habría desabasto y que miles de consumidores se quedarían sin su consola. Durante las primeras horas del 11 del 11, ese vaticinio se cumplió.

En Amazon de Estados Unidos ya se anunciaba que no habría más unidades en stock y la versión mexicana de la tienda en línea anunció lo mismo un par de horas más tarde.

Tiendas físicas como la siempre confiable Sanborns, Game Planet y Gamers también tuvieron que decir una y otra vez a sus clientes que no había más consolas, pues estas ya habían volado a las pocas horas de que abrieran sus puertas.

Yo, como alguien que suele dejarse dominar por la mesura en lugar del frenesí comercial, decidí no apartar mi consola para esperar a ver cómo salían las reseñas de la misma y darle tiempo al producto para que madurara lo suficiente como para permitir una rebaja en su astronómico precio.

Durante la noche de 11 de noviembre decidí pasar al Sanborns que me queda más cerca de casa, el de La Fragua, a unos metros de donde el político Francisco Ruiz Massieu encontró la muerte al recibir un certero y letal tiro en el cuello, una fría mañana de diciembre de 1994.

Al entrar, me dirigí a la pequeña área de videojuegos del local para descubrir que no había señal de que ahí había habido alguna vez alguna consola Mini NES. A los pocos segundos, un empleado me preguntó si buscaba la pequeña consola de Nintendo, solo para contestar mi afirmación con un parco: ‘Llegaron cinco unidades que volaron durante las primeras horas de la mañana’.

No sorprendido por la respuesta, me retiré del lugar solo para ver que, literalmente, nadie, había podido comprar su consola a tiempo. En algunos lugares se hablaba de que las ventas de la noche anterior habían acabado con la disponibilidad del producto, mientras que otras personas decían que se trataba de un ejemplo más de la escasez artificial a la que Nintendo acostumbra a sus clientes.

Sea como fuera, ahora mismo no hay Mini NES porque, quizá, Nintendo no se esperaba la gran demanda que habría por su producto, pero, considerando las prácticas de la firma nipona a lo largo de los últimos años, se puede tratar de un plan de marketing de la naturaleza más macabra.

Crear expectativa a través de la escasez de un producto es una estrategia vieja para mantener vivo el interés y disparar las ventas de un producto cuando el fabricante así lo desee.

Después de todo, ver en Sanborns una gran pila de cajas de Mini NES hace que, de alguna manera, el producto se sienta demasiado barato… quizá hasta desesperado.

Demasiada disponibilidad abarata el producto. Por eso las tiendas de Apple no muestran cientos de cajas de iPhone apiladas en una esquina, sino que solo te dejan ver unas cuantas unidades para hacer creer al consumidor que eres uno de los pocos que alcanzó comprarlo. En realidad, esa pila de cajas de iPhone sí existe, solo que lejos de la vista de todos.

He probado el aparato y es genial. Todo lo que quería está ahí, lo malo es que no puedo comprarlo en ninguna parte y, aunque estuviera disponible, no lo tendría.

No voy a pagar 1,990 por un producto cuyo precio en Estados Unidos rasca los 1,250 y que aquí debió haberse vendido en 1,400.

Me voy a quejar con mi bolsillo. Le diré ‘no respeto el precio por el que ofreces tu Mini NES’ renunciando a comprarlo. Quizá mi esfuerzo sea pírrico e insignificante, pero es mi forma de protestar.

Muero por un Mini NES, pero no dejaré que mi entusiasmo nuble mi juicio.

¿Tú qué vas a hacer?

¿Estás de acuerdo con mis tonterías? ¿Me la quieres mentar? Sígueme en mi cuenta de Twitter para hacerlo. Soy Todd Basavilvazo.

 

Acerca de Todd Basalvilvazo

Así se desmorona la galleta virtual, mis amigos.

Más Chyk

Sosegada reseña de Battlefield 1

Spoiler alert: recomiendo comprarlo ya (si tienes Xbox Live Gold o PS Network)… Se acerca …

A %d blogueros les gusta esto: