Sosegada reseña de Battlefield 1

Spoiler alert: recomiendo comprarlo ya (si tienes Xbox Live Gold o PS Network)…

Se acerca el fin de 2016 y puedo decir que hay un juego que debes comprar si no quieres perder la fe en esta generación de consolas: Battlefield 1.

Su campaña goza de una variedad que no veíamos desde hace años  y sus pequeñas pero precisas dosis de acción, drama y tragedia de principios del siglo pasado ayudan a entender la escala del conflicto global que sumergió al planeta en las llamas de la guerra.

Olvídate de perseguir terroristas en una trama que olvidarás rápidamente, pero también entiende que probablemente no recuerdes el nombre de ninguno de los protagonistas de las distintas historias que se relatan en Battlefield 1. Aun así, la campaña del juego es una bocanada de aire fresco que merece celebración.

Battlefield 1 te transporta a una época donde cada ejército y nación hacía las cosas a su manera, por eso encontrarás un gran número de armas que lucen, se manejan y suenan muy diferentes entre sí.

Mientas paseaba por el mundo semiabierto que el juego pone ante el jugador para sacarlo de esos corredores habitados de enemigos genéricos de iteraciones anteriores, no pude evitar recordar el asombro que me embargó cuando jugué el primer Medal of Honor en mi PlayStation original… y eso fue hace más de 17 años.

Me sorprende ver hasta dónde hemos llegado en cuanto a simuladores de guerra se refiere y tener la oportunidad de jugar esto me alegra como pocas cosas lo han hecho en mucho tiempo.

No obstante, mis ojos no pudieron evitar notar ciertos errores que rompen con la ilusión de participar en la Primera Guerra Mundial y por respeto a tu tiempo los enlistaré aquí debajo de la forma más precisa que mi pluma permita:

  • Errores históricos que un aficionado pudo haber evitado fácilmente
  • Bugs gráficos que sabotean la atmósfera
  • El juego se congeló una vez durante uno de los niveles de Avanti Savoia
  • La poca cantidad de animaciones de ejecución cuerpo a cuerpo es agobiante
  • El doblaje en español
  • Lo repetitivo que se pueden volver las secciones de sigilo
  • Que todos los enemigos conozcan tu posición exacta una vez que has sido descubierto
  • Algunos diálogos ‘poéticos’ del tipo que narra cada sección de la campaña se repiten
  • Lawrence de Arabia es… demonios. Me incomodó un poco esa narrativa tan condescendiente

Dicho lo dicho, me remito a decir que Battlefield 1 es una experiencia que deberías vivir si te gustan los shooters. No te arrepentirás, pues se trata de una de las mejores producciones de este año.

Esta es la forma en la que DICE (y EA) ofrece un muy necesitado ‘lo siento’ luego del desastre de Star Wars: Battlefront.

Eso sí, no esperes gran profundidad debido a que se trata de un shooter cuya campaña individual es solo el inevitable preludio a la verdadera carnita del juego: el multijugador.

Te vas a divertir más en Overwatch

El multijugador de Battlefield es muy parecido al de otros juegos de la saga y no encontré nada nuevo más allá de pilotar triplanos como esos de juguete con los que jugaban nuestros abuelos.

La variedad de armas y accesorios es irrelevante cuando te das cuenta que únicamente un puñado de ellas funcionan para lo que necesitas. Al igual que en juegos anteriores, la mayoría descarta 90% del arsenal para especializarse en un par de fusiles y ametralladoras. De pasada, vale la pena destacar que Battlefield 1 ha perfeccionado la dinámica de edificios que colapsan con las acciones explosivas de los jugadores a tal grado que cada partida evoluciona de forma relevante y no solo estética.

Celebro Operaciones, un nuevo modo de juego que es justo lo que los fans de Battlefield quieren: partidas masivas cuyo resultado va transformando un teatro de operaciones mucho más grande en donde los soldados de a pie se enfrentan a vehículos blindados y aviones de época. Es genial: los resultados se sienten relevantes y las victorias (o fracasos) adquieren un volumen que sumerge al jugador en una campaña de ‘todo o nada’ por defender lo ganado o detener el imparable asalto de las tropas enemigas.

Sin embargo, para fines prácticos, Battlefield 1 es más un juego de nicho que podría gustarle solo a un público muy especializado y el elemento histórico del juego podría disuadir su compra. Por otro lado, la saturación de armas automáticas en las partidas multijugador hace que la experiencia de la Primera Guerra Mundial se sienta demasiado ‘moderna’. No porque dicho arsenal no existiera, sino porque en la vida real era muy escaso, por no decir exótico.

En ese aspecto, DICE debió haber balanceado mejor la potencia de las armas que la mayoría de los combatientes de la Gran Guerra usó en realidad para que el jugador les diera preferencia en lugar de abusar del armamento automático. Fuera de eso, el juego es sólido y ofrece justo lo que necesitas para acostumbrarte a la experiencia antes de que EA te haga desembolsar más dinero con sus inevitables transacciones por armas, escenarios y dinámicas nuevas.

Conclusión en un párrafo

Buena campaña. Buen soundtrack. Sonido impecable. Multijugador bueno (a secas) y una valiente apuesta por llevarnos a las raíces del combate moderno. ¿Vale la pena? Sí, pero solo si te gustan los shooters.

¿Estás de acuerdo con mis tonterías? ¿Me la quieres mentar? Sígueme en mi cuenta de Twitter para hacerlo. Soy Todd Basavilvazo.

Acerca de Todd Basalvilvazo

Así se desmorona la galleta virtual, mis amigos.

Más Chyk

¿Qué onda con la Mini NES?

¿Cómo te explicas que haya escasez de productos en una época industrializada como la nuestra? …

  • wesitos_

    discrepo en varios puntos: el objetivo no era apegarse a la historia, sino tomar elementos para hacer un juego entretenido, no se considerarían “errores historicos”, el mismo caso para las armas automáticas… para evitar que todo mundo conozca tu ubicación una vez que alguien te haya detectado, es recomendable jugar en hardcore… no es excelente pero sí es un buen multiplayer, si divierte o no más que Overwatch, es cuestión de gustos, a mi no me laten las gráficas de caricatura.. saludos

A %d blogueros les gusta esto: