I Am Setsuna, ¿un regreso a los RPG clásicos?

I Am Setsuna nació con la promesa de ser un juego que nos haría recordar la grandeza de Square Enix y del género JRPG. Y de alguna manera, el juego lo logra.
Tokyo RPG Factory no solo me hizo añorar aquellos tiempos en los que no tenía mucho de qué preocuparme, al grado de  poder pasar 20 horas en un título, subiendo mis personajes de nivel y explorando mundos fantásticos sin remordimientos, ni jefes que me estén reclamando por qué vine a trabajar en pijama. Pero también me hizo recordar por qué el género ya no cuenta con la popularidad de antaño.
En I am Setsuna, asumes el rol de Endir, un mercenario enmascarado que recibe la orden de asesinar a Setsuna, una chica que fue elegida como un sacrificio que se ofrece cada 10 años para evitar que monstruos eliminen a la humanidad de la faz de la Tierra.
 Como en un buen JRPG, los eventos terminan colocando a Endir como parte de la guardia que protegerá a Setsuna para que ella pueda llegar a Last Lands, el lugar donde se llevará a cabo la ceremonia del sacrificio que, ¡nos salvará a todos! Al menos por una década más.
El sistema de combate es por turnos y utiliza las clásicas barras ATB (Active Time Battle) de Square Enix. Estas se llenan en tiempo real para que puedas visualizar a quién le toca atacar (como en Final Fantasy). Si dos personajes cuentan con magia compatible y sus barras de ATB están llenas, puedes activar combos: ataques especiales entre ambos personajes que causan más daño (como sucedía en Chrono Trigger).
También se incluye una mecánica llamada Momentum: cuando tu barra ATB está llena, otro indicador comenzará a llenarse. Este indicador desbloquea la posibilidad de aumentar el daño que infliges si presionas un botón en el momento preciso (como en Mario RPG).
 Estos elementos son bienvenidos y logran que las batallas sean la mejor parte del título, sin embargo, las mecánicas vienen acompañadas de muchas otras que resultan demasiado complicadas y elaboradas como para ponerles demasiada atención.
Me refiero a la posibilidad de recolectar recetas que puedes llevar a los bares de los pueblos para cocinar alimentos que te proporcionarán algunas ventajas en tu próxima batalla, por ejemplo. Claro que para hacer uso de esto, debes encontrar no solo la receta sino todos los ingredientes que se requieren.
La manera en la que consigues las magias también me resulta redundante. En lugar de simplemente llegar a aventarle tus monedas de oro al comerciante, debes venderle ítems que los monstruos dejan cuando los vences y que terminan desbloqueando magias que, después de estas innecesarias transacciones, podrás adquirir.
Otro factor que puede jugar en contra de I Am Setsuna es la trama, la cual puede resultar demasiado dramática, exagerada y a veces, sin sentido, para quienes nunca han estado cerca del género.
Por otro lado, la dirección de arte es impecable, el diseño de personajes cumple perfectamente con la receta Square Enix y recibe ayuda de los efectos de iluminación con los que contamos en la actualidad.
La música tiene toques clásicos, aunque la repetición del tema dramático que se reproduce en situaciones de peligro puede resultar bastante molesta.
Algo que no comprendo del todo es la falta de variedad en los ambientes; teóricamente no hay razón para abandonar los escenarios gélidos, sin embargo, la diversidad de ambientes también es un elemento fundamental que encontramos en los JRPG clásicos.
Al final, I Am Setsuna no es un gran juego ni es el título que revivirá la euforia del género. Pero es una carta de amor para los nostálgicos, el nicho de fans y una aventura que cualquiera puede disfrutar. Actualmente está disponible para PlayStation 4 y Windows.

Acerca de Alexis Patiño

Diseñador Industrial que le mueve a las redes sociales y a los blogs. Amo los videojuegos pero, ¡lo único que quiero es bailar rock ‘n roll!

Más Chyk

Escape de Santa Fe 089 – Escape de Token

¿A quién creen que secuestramos? Situación excepcional y para que no extrañen (tanto) el Batrashbatrushka. …

  • Felix Montero

    La saga de El Brayan y El Kevin

  • Cuando escuché del juego la primera vez que lo mencionaste, le di un vistazo. y cada que tengo chanza le doy una avanzadita. He de recalcar que aunque me gustan los RPG, muy pocos he terminado, porque me terminan aburriendo. Caso contrario con este. Gracias Juan Helados <3

    • Alexis

      está bien bueno, creo que tiene un buen balance en cuanto a… por ejemplo, los pueblos y el mapa no son gigantes pero tampoco son tan pequeños como para que te sientas robado.

      • de hecho me recordó mucho al Dragon Quest. nunca lo terminé (soy malo para terminarme los RPG), pero hasta lo que jugué me recordó bastante en cuanto al sistema/motor del juego

        • Alexis

          yo nadamás jugué un Dragon Quest de NES y mi primer FF fue el III que no era el III y que no me gustó jaja porque no sabía qué onda con los RPGs.

          • y ya no volviste a jugarlos después? yo apenas salieron para Android (#TeamAndroid FTW!) volvi a jugarlos. estan rebonitos

          • Alexis

            es lo que estoy pensando pero dicen que su ‘retoque hd’ quedó feo. Aunque eso lo dicen los puristas entonces tampoco se puede confiar mucho en su objetividad. Creo que lo más barato es en Steam, los de iOS andan carísimos.

          • pues a como está la tecnología, esos juegos están (a mi manera de ver) mucho más jugables en los dispositivos móviles por la simplicidad que tiene su gameplay, no es necesario estar tan concentrado como necesitan otros juegos.

A %d blogueros les gusta esto: