Los Diarios de Fallout 4 #007: Agente Yarny

Aburridos. Así tienen que ser los asesinos. Y pelones. Como bola de billar. Con traje negro, corbata recta roja y camisa blanca. Adustos. De pocas palabras y pocas inflexiones al hablar. Los asesinos son al mundo del crimen lo que los trabajadores de oficina de gobierno al mundo empresarial. Y entonces los asesinos se visten de marinerito para asesinar a un tipo en un buque y demuestran su sentido del humor.

Agent 47, la Barbie de los videojuegos.
Agent 47, la Barbie de los videojuegos.

La serie Hitman es un género por sí solo: el objetivo es matar a un blanco en particular siguiendo algunas restricciones, como en cualquier otro juego, pero el placer está en los detalles: veneno para ratas, un alambre, un “accidente”, un pozolazo, disfrazarse del antes mencionado marinerito…La meta es la misma; la ruta es la que cambia. Y, a juzgar por la beta que se llevó a cabo el fin de semana pasado, el nuevo Hitman episódico será justo así: como cualquier otro Hitman pero episódico.

No tiene nada de malo eso. Hitman es Hitman y cambiarlo significa que deje de ser Hitman. Agent 47 es simplemente un tetrapack vacío que el jugador rellena con lo que desee. Una misión del juego puede ser burda, llena de errores y con montones de muertes de inocentes (¡así juego yo!) o puede tener la ejecución precisa de alguien que sabe exactamente lo que sucederá en cada acto de una obra de teatro. Y justo una obra de teatro es la mejor analogía de Hitman: solo a partir de la repetición constante, el jugador logra entender los movimientos, recorridos y consecuencias de cada una de las distintas variables. El objetivo de Hitman es matar una vez a tu víctima para pasar el nivel, pero generalmente tendrás que matarla varias veces para lograr la ejecución impecable que el juego exige de ti. Es como un Groundhog Day pero con asesinatos. ¿Y servirá entonces la división por episodios? La prueba beta me hizo jugar tres variables de un mismo escenario antes de llevarme a un asesinato final, lo que me lleva a pensar que tal vez dosificar los capítulos permita más exploración de los jugadores ávidos de más contenido. ¿Solo tienes dos escenarios? Los memorizas en lo que sale uno nuevo. El razonamiento parece un acierto hasta que uno se queda pensando en que los obsesivos que memoricen los escenarios episódicos son los mismos que memorizaron los escenarios de todos los Hitman previos. ¿Al resto? Nos valdrá gorro.

Un hilito

Y siguiendo en el tema de asesinos, lo que en verdad es asesino pero del buen humor es la música de Unravel. Entiendo que la hicieron un par de compositores suecos y que buscaron transmitir emociones y que le echaron muchas ganas pero, ¿y si mejor contrataban a los de ABBA? ¡Son suecos! ¿O a Lykke Li? Es sueca. ¿The Cardigans? Suecos. ¿Europe, los de “The Final Countdown”? Suequísimos. ¿José González, responsable de ese momento musical de Red Dead Redemption? Mitad sueco. A Yngwie Malmsteem, a los peludos de At the Gates, a los de Entombed y a la mitad de las bandas escandalosas cuyos logotipos son completamente ilegibles. Todos son suecos. ¿Ace of Base? ¿Roxette? Bueno, ya me pasé de lanza, pero también son suecos. Pero había que poner música emotiva que recordara abuelitas, supongo.

Todo estaba padrísimo hasta que Yarny se deprimió, puso black metal y empezó a quemar iglesias.
Todo estaba padrísimo hasta que Yarny se deprimió, puso black metal y empezó a quemar iglesias.

De cualquier manera, Unravel es un juego que te agarra fuerte y que sí tiene una carga emotiva. Supongo que es breve –calculo que ya rebasé la mitad y no llevo más de cuatro horas de juego–, pero la brevedad no es un defecto cuando hay algo que decir (y quien no me lo crea, que vaya y juegue Brothers: A Tale of Two Sons en este momento). Los escenarios tienden a lo repetitivo pero, ¿cómo no ser repetitivo cuando ves el mundo a una escala tan pequeña? Los charcos son estanques. Las piedras son muros. El cielo empieza a los pocos centímetros del piso y parece que no acaba nunca. Si sumamos que dichos escenarios se componen de momentos contenidos dentro de un álbum fotográfico de una abuela sueca, es evidente que no va a haber imágenes del burro de Roqueta para romper el ritmo boscoso del juego. Aunque uno nunca sabe qué va a pasar en esos niveles que me faltan y esos abuelos suecos se ve que son bien viajeros.

¿Y Fallout 4? Bien, gracias.

Acerca de arsánchezq

ingeniero de profesión, campeón por decisión unánime.

Más Chyk

Batrashbatrushka #126: Todavía hablamos de E3

“¿126? ¿Y en dónde quedaron el 123, 124 y 125?” Si eres de los que …

A %d blogueros les gusta esto: