Jugando The Binding of Isaac: Afterbirth

La historia de The Binding of Isaac es cualquier cosa menos agradable: su mamá (muy devota, ella) comienza a escuchar una voz que le empieza a sugerir que Isaac ha sido corrompido por el mal y le exige un sacrificio: su hijo Isaac. Entonces, el niño se logra escabullir por una compuerta hacia el sótano.

Ahí comienza la travesía de Isaac.

El primer juego de The Binding of Isaac salió originalmente en Flash, desarrollado por Edmund McMillen y Florian Himsl, y en septiembre de 2011 salió a la venta en Steam. Es un juego de los llamados roguelike, que se desarrolla en un grupo de laberintos muy al estilo de los que usan en los juegos de Zelda de 16 bits, solo se tiene una vida (salvo que se consiga alguna extra dentro de la partida) y tanto los laberintos como los ítems que se usan en el juego son generados al azar. Esto ahuyenta a muchos y atrae a otros tantos. Ahí es donde estoy yo.

The Binding of Isaac, como se veía en Flash...
The Binding of Isaac, como se veía en Flash…

En noviembre de 2014 salió a la venta The Binding of Isaac: Rebirth para PC y poco después llegó tanto a PS4 como a PSVita, como juego gratis del programa Plus.

El sistema de juego de Isaac es muy sencillo, ya sea con teclado o gamepad, con el stick izquierdo (ASDW) se mueve Isaac y con los botones (las flechas del teclado) se disparan las lágrimas del personaje para abrirse paso por los crueles laberintos llenos de popó, sangre y pipí. Hay más de 400 items en Rebirth para hacer combinaciones para poder triunfar contra la mamá en primera instancia, y aunque son partidas muy cortas, la variedad de combinaciones que se pueden hacer al desbloquear ítems o personajes haciendo determinada combinación de elementos del juego le da una rejugabilidad casi infinita (Sir Draven escribió sobre Rebirth aquí).

¿Qué nos puede hacer un corderito...?
¿Qué nos puede hacer un corderito…?

Afterbirth llega como una expansión un año después de la salida de Rebirth, con al menos un par de cientos de ítems nuevos que tardaremos bastante en descubrir, algunos enemigos, escenarios jefes, desafíos, un marcador de puntos y dos modos nuevos de juego: el Reto del día, que es un escenario preestablecido por los desarrolladores al que solo se puede acceder una vez. En el momento en que pierdes o te sales, se termina la partida, termina el juego, cuentan tu puntuación y te muestran tu lugar en el leaderboard mundial y ¡buena suerte! No puedes volver a participar. Mejor suerte en tu próxima reencarnación. O al otro día, lo que suceda primero, y en el modo Greed: se nos pone en un cuarto grande con acceso a un cuarto de ítem, una tienda, un cuarto de maldito (curse room) y pactos con Satanás si es que no recibimos daño rojo en todo el piso, y el chiste es aguantar horda tras horda juntando dinero de los enemigos caídos, con descansos para poder ir a la tienda entre pisos con la intención de ponernos ponchados y pelear con Super Greed, un nuevo super jefe muy divertido y, como debe de ser, no muy sencillo que digamos.

A continuación está mi primera partida de The Binding of Isaac: Afterbirth a los pocos minutos que salió, el 30 de octubre.

Acerca de NimbusXV

Gamer desde finales de los 70. Dark Souls Maniac... NFL Scholar...

Más Chyk

Afterbirth Plus #083

@NimbusXV despacha en los comentarios y en Twitter… Relacionado

A %d blogueros les gusta esto: