El déjà vu de Project X-Ray

Hace un par de días Microsoft nos voló la cabeza con la presentación de Project X-Ray, la demo de un juego exclusivo desarrollado para sus HoloLens que nos dejó en claro el interés de la compañía por demostrar que este juguete no servirá únicamente para montar escenarios de Minecraft.

La exhibición de Project X-Ray fue impecable, llegó en el momento más aburrido del evento, se proyectó en tiempo real lo que en teoría veía el jugador. Un nuevo mundo de realidad virtual y entretenimiento brilló con todo su potencial ante nuestro ojos:

La realidad es que todo fue muy impactante y mucho se comentó sobre el interesante avance que logró Microsoft, con sus HoloLens destinados a convertirse en un competidor de peso contra el Oculus Rift, ya que ahora planteaba convertir la propia sala de tu casa en el escenario de juego; pero en esta ocasión, una vez superada la resaca de la impresión, comenzamos a tener esta incómoda sensación de déjà vu.

Al repasar el video de la presentación de Project X-Ray, poco a poco comienzan a aflorar los recuerdos de aquel revolucionario dispositivo, también desarrollado por Microsoft, que en ese momento, hace seis años, conocíamos como Project Natal, y prometía igual revolucionar el mundo de los videojuegos. Los paralelismos entre ambos son sutiles pero suficientes:

¿Dónde demonios quedó el escaneo de objetos? ¡O la fluidez de movimientos! A más de un lustro de distancia, podemos decir que lo que vimos en aquella presentación fue algo más fantasioso que tangible. La demostración de Project X-Ray y los HoloLens aparenta menos cualidades de montaje pero igual hay algunos puntos que vale la pena ir considerando.

project-xray-hololens-shield 2

  • Se trataba de una demo en vivo, pero en realidad nunca pudimos ver exactamente lo que observaba el jugador desde su perspectiva.
  • Podemos ver que en la mano donde el jugador carga su arma va empuñando un dispositivo físico complementario con los HoloLens, por lo que el funcionamiento del juego sería algo así como una versión ultra cara de la Zapper de NES y Duck Hunt.
  • El concepto de “realidad mezclada” tan defendida por Microsoft, aquí luce como una evolución de esas promesas incumplidas con Kinect.
  • Los movimientos, disparos, activación de escudos y demás monerías lucen como parte de una coreografía hasta la sugerencia de activar el modo Vórtex, lo que detona la duda sobre la efectividad del juego en tiempo real.
  • La otra parte que sugiere lo contrario es la lentitud de reacción entre los ataques y avances de los robots enemigos. Sería entretenido de ver pero jugarlo aburriría luego de algunas partidas, como Kinect.

Es demasiado pronto para ponerse paranoicos sobre el futuro de los HoloLens, todas las compañías tienden a volver más atractivas sus demos de lo que realmente son, pero no hay que aventurarse tampoco sobre este logro que en sentido estricto Microsoft todavía nos debe.

Acerca de York Perry

Intento de chavorruco. Escribo por el amor al trolleo. Sígueme en Twitter: @yorkperry.

Más Chyk

Super Back to the Future II, el juego perdido de Marty McFly

La ficción nos ha alcanzado. Hoy es el Back to the Future Day, la fecha …

A %d blogueros les gusta esto: