Diez minutos del beta de Star Wars Battlefront

El (juego) beta, la (prueba) beta. Le pueden llamar como más se les antoje, pero llevo 10 años esperando este juego, así que la nomenclatura del Beta es lo que en este momento menos me importa.

Tengo tres días jugando, y si bien sigo siendo casi tan malo como cuando empecé en multijugador, en las hordas que vienen de prueba me defiendo regularmente de manera competente.

Lo he jugado en mis tres plataformas que tengo disponibles: Xbox One, Playstation 4 y PC. Si bien mi PC actual no es nada como para presumir (AMD FX 4100, 16 GB en RAM y una viejita pero rendidora XFX Radeon HD 6870 2 GB DDR5 como tarjeta de video sobre un Motherboard Asus que no es especializado en gaming, pero afortunadamente tiene puertos USB 3.0 para que funcione mi Avermedia ExtremeCap U3, pero la capturadora es material para otra historia), instalé la beta de Star Wars Battlefront porque el primer día que estuvo disponible era la única que se podía descargar antes de irme a la Godínez Control Station a las ocho de la mañana.

STAR WARS™ Battlefront™ Beta_20151011191718
Un majestuoso Pollo, digo, AT-ST.

Sin entrar demasiado en lo técnico, mi viejo equipo me dio para poder jugar el beta a 1080p con todos los detalles en Ultra como a 15 FPS, cosa que evidentemente se volvió injugable y hubo que bajarle todas las configuraciones de detalle a LOW para que me permitiera jugar a unos 35 FPS constantes con algunos bajones hasta 28 cuando las cosas se pusieron intensas.

Como ya lo comenté en alguna otra nota (creo que en la de Tie Fighter), si mi antigualla de memoria no me falla, he sido fan de Star Wars desde que mis padres me llevaron a ver el Episodio IV en el ya lejano 1977. Juguetes, tarjetas, álbumes, libros y cómics de Star Wars (junto con cómics de superhéroes de DC y Marvel, en ese orden) llenaron mi niñez y siguen siendo parte importante de mi nerdez hasta este momento (si no me creen les puedo mostrar mi… OK, ya cállate).

El diseño de los menús es impecable, blanco, limpio con motivos del juego. La selección de modo de juego también, En el beta solo está habilitada la misión de Supervivencia donde básicamente tenemos que sobrevivir a seis hordas en dificultad normal, en las que lo más pesado que nos avientan son dos AT-ST (no simultáneos), como se ve en el siguiente video de su servidor jugando las hordas.

El otro modo en el que estuve jugando más tiempo fue en Walker Assault, donde al igual que en el primer Star Wars Battlefront revivimos la batalla de Hoth.

Podría decir que mis ojos se humedecieron de sentimiento al jugar algo tan majestuoso, pero la verdad es que no soy tan ridículo; simplemente me maravilló la atmósfera, la música, estar manejando un Snowtrooper o inclusive, tener la posibilidad de tomar el Token para utilizar al Señor del Sith: Darth Vader.

No tengo un mouse de tripomil DPIs como para poder jugar como PRO (juarjuarjuar), así que después de un rato le conecté el control de Xbox One y a darle durísimo. Las partidas son de equipos de 20 pelados, al terminar, comienza la siguiente cambiándonos de bando, así que tenemos oportunidad de defender al Imperio y destruir a la escoria rebelde y más tarde tendrás que defender a dicha escoria.

Este modo de juego consiste de objetivos: al jugar del lado del imperio hay que tomar puntos de control para evitar que los rebeldes llamen a sus refuerzos aéreos, atacar la base rebelde y ultimadamente, destruir los generadores de escudo con nuestros AT-AT. Como rebelde hay que mantener en línea los puntos de control, cuidar la base y como objetivo final derribar los AT-AT.

STAR WARS™ Battlefront™ Beta_20151011191726
Impecable el trabajo del diseño de menús.

Esto se vuelve un poco caótico al principio, porque estar jugando con 19 pelados en donde, si bien los objetivos están bien establecidos, cada quien jala por su lado y vuelve el inicio de la experiencia algo abrumador. Poco a poco el equipo de desconocidos va tomando forma orgánica, hasta llegar al momento en que se van cuidando unos a otros para el bien común (esto no siempre es así, ya que no falta el Rambo que se avienta solo y lo revientan 47 veces en un dos por tres). Pero al final es una experiencia que vale la pena.

El sistema de juego cambia mucho al simplemente mudar de vista objetiva a subjetiva. Pareciera que no, pero algo pasa en el cerebro que vuelve diferente jugar al estilo Call of Duty y pasar al estilo Gears of War (sin rodada de panda).

Durante el transcurso de la partida encontramos diferentes powerups, que van desde un cañón de tripié hasta poder jugar con los mismísimos Darth Vader o Luks Skywalker, usar un Tie Fighter, AT-ST, el mismo AT-AT, o del otro lado un X-Wing o un A-Wing.

Como muchos juegos del género, hay que ir subiendo de nivel para habilitar mejores pistolas, rifles, en teoría trajes y granadas, escudos y otros artículos que no están disponibles en el beta.

Jugar en consola se vuelve una cuestión de pura preferencia, porque se juega igual de bien en las dos y en ambas se ve simplemente hermoso.

El juego, como ya se ha dicho hasta el cansancio, no va a tener campaña. Lástima, me habría gustado jugar algún tipo de campaña. Pero ningún Star Wars Battlefront la ha traído, solo misiones. Así que con eso soy feliz.

Debido al éxito de esta prueba, EA ha extendido el beta hasta el martes 13 de octubre. Así que si aún no la descargan, ¡qué esperan! Decir que para mí es una compra obligada es poco; ya encargué mi edición especial de WalMart USA con Han Solo Paleta y todo. Mientras llega, compraré alguna de las ediciones digitales, ya sea de Xbox One o de Playstation 4; aún no decido cuál. ¿Alguna sugerencia?

Acerca de NimbusXV

Gamer desde finales de los 70. Dark Souls Maniac... NFL Scholar...

Más Chyk

Afterbirth Plus #076

@NimbusXV despacha en los comentarios y en Twitter… Relacionado

A %d blogueros les gusta esto: