Madden NFL 16: Primer y gol

Hace ya seis años John Madden decidió llevarse el MaddenMóvil y las piernas de pavo de los juegos de Día de Gracias al retiro, sin que esto impidiera que siga llenándose los bolsillos de billetes mientras EA sigue usando su nombre para vender juegos de la NFL.

Madden NFL 16 llega este año con gráficos preciosos, un soundtrack casi completamente horripilante (como ya es costumbre), y con pequeños cambios a un sistema de juego que, si bien aún no es impecable, cada año se acercan un poco más a esta meta, haciéndolo accesible para los neófitos de la serie sin perder la profundidad que nos gusta a los ‘hardcore’ fans.

La presentación de Madden 16 me gustó bastante. La primera vez que pones el juego, se pone en medio del Super Bowl 50 para jugar algunas situaciones mientras intercalan ‘repeticiones’ del partido en que estamos, que preparan el escenario para ganar o perder en los últimos segundos. Nada más allá de un gag chistosón, pero agradable. Cuando termina el encuentro, llega el momento de personalizar el juego con tu equipo favorito, vincular una cuenta de Origin, actualizaciones de roster y demás procedimientos de rutina.

Entras al modo de práctica para familiarizarnos con cambios que de primera impresión no son tan drásticos son los que hacen divertida y entretenida la experiencia de Madden NFL 16. Ahora podemos controlar los pases con el toque de un botón, para mandar un pase preciso, flotadito o incluso hacia abajo, donde el defensivo no tenga oportunidad de batearlo/interceptarlo. Esto hace que controlar los pases sea algo más interesante, y se complementa bien con los cambios en la recepción (más de esto último en un momento). Podemos lanzar un pase flotadito con ‘toque’ simplemente dando dos botonazos al botón del receptor deseado, o hacer una combinación de botones para tirar un pase alto o bajo, fuera del alcance del profundo, según sea el caso.

Para atrapar un pase, ya no es simplemente tirar el balón y esperar que el receptor lo atrape o apretar Y para que el receptor levante los brazos y ya. Una mejora que se agradece es que ahora podemos buscar asegurar la recepción, atrapar el pase y seguir corriendo o atacar el balón de forma agresiva para que los defensivos no puedan robarlo. En la defensiva profunda, ahora podemos elegir entre atacar el pase para tener una mejor oportunidad de interceptar o en su defecto al receptor, asegurando la tacleada después de la recepción.

Madden_2
La preparación de jugada… Routine Play…

Tal vez estos parezcan a simple vista como cambios menores, pero mejoran mucho la experiencia de años anteriores.

Madden 16 agrega el modo Draft Champions, una nueva modalidad de juego que mezcla un poco de Fantasy Football con mucho de Madden Ultimate Team (MUT) y que funciona de la siguiente forma: después de seleccionar un entrenador en jefe, tienes 15 rondas de un draft. En cada una puedes seleccionar uno de tres jugadores que se muestran al azar, para tratar de crear un equipo que sea congruente con el estilo de juego del entrenador que seleccionaste, hasta que en la última ronda hay que elegir entre tres ‘leyendas’ –como, por ejemplo, Joe Montana, Joe Greene, Ray Lewis– que también son generadas al azar.

Ya que terminas tu equipo, la consola rellena el roster y tienes que jugar un pequeño torneo de tres encuentros si juegas contra la máquina o cuatro si lo hacemos en línea. Aquí es donde flaquea este modo, ya que en cuanto pierdes hay que volver a empezar y lo único que te da como recompensas si ganas son algunas monedas y algunas tarjetas para MUT. Esperemos que lo amplíen y le den mayor profundidad para ediciones subsecuentes y le agreguen valor para estar juegue y juegue.

El modo Franquicia sigue siendo igual de bueno, ya sea que escojas tu equipo, jugador, entrenador favorito, o comiences uno de la nada para llevarlo a la gloria.

La joya de la corona para mí es el Madden Ultimate Team, ya que desde Madden 25 fui fan de este rollo de estar juntando tarjetitas para armar a mi equipo. Siempre he juntado tarjetas, ya sea de Star Wars, beisbol, futbol americano y, aunque no fui tan fan de comprar sobres de Madden, eso no evitó que me gastara como 800 pesos ahí. Poco ha cambiado en MUT, ya que desde el principio funcionó muy bien: hay retos para todos los niveles, desde el que quiere empezar hasta el más máster de los másters de Madden (que yo no soy, pero me divierte mucho).

Los chacales siguen ahí, pidiendo cientos de miles de monedas por algún jugador en el mercadito de tarjetas. Eso es algo que no ha cambiado ni cambiará, aunque no haya casos tan extremos como se ven en FIFA donde piden millones de monedas por Messi o Cristiano Ronaldo (aun así, las 135 mil monedas que piden por LeVeon Bell sí le duelen a un fan de corazón de los Steelers).

Madden_1
¿A Jack Lambert le creció el pelo y se hizo trenzas? No. Sólo es un X en Madden Ultimate Team.

Por su parte, la narración sigue teniendo las mismas fallas que siempre: comentarios atrasados, y hasta fuera de contexto que ya son costumbre en la serie.

Madden NFL 16 inserta mecánicas a la ofensiva como a la defensiva que lo hacen más atractivo tanto para el jugador nuevo como para los veteranos de la serie que hemos jugado desde el primero, cuando su competencia era el Joe Montana Football en el Sega Genesis. Punto para Madden.

Más que sentirse como un touchdown, Madden NFL 16 se siente como un primer y gol, aun no llegan a la zona prometida, pero ya se están acercando bastante.

Acerca de NimbusXV

Gamer desde finales de los 70. Dark Souls Maniac... NFL Scholar...

Más Chyk

Afterbirth Plus #042

@NimbusXV despacha en los comentarios y en Twitter… Relacionado

A %d blogueros les gusta esto: