Forza Motorsport 6: Una escudería ganadora

 

Vamos al grano: Forza es la mejor serie de juegos de carreras para consola o PC. Sin problema puedes dejar de leer la reseña e ir a comparar tu Forza Motorsport 6 y no te sentirás decepcionado. Podríamos decir en una rimbombante analogía –de esas que les rechiflan a los colegas– que Forza es el equivalente actual a la escudería Mercedes AMG Patronas de la F1: llevan una cómoda delantera sobre cualquiera de sus perseguidores, y sus dos pilotos protagonizan una competencia pareja. La fórmula de intercalar juegos de fórmulas desemejantes (Motorsport y Horizon) y trabajar sobre un mismo motor gráfico y de simulación es una receta que muchas compañías deberían emular.

Como ha sucedido desde el cuarto título, Forza Motorsport 6 se mantiene fiel a su estilo de juego, pero a su vez ofrece mejoras por todos lados. Normalmente estas mejorías en juegos previos han sido sutiles, pero la buena cantidad de perfeccionamientos de Forza 6 hace que se sienta muy completo –a pesar de no tener cambios tan rotundos–. Por ejemplo, el sistema de premiación mantiene su norma, pero fue muy mejorado comparado con el del año pasado pues aquí sí te sientes recompensado justamente (recordemos que, de inicio, Forza 5 era muy tacaño para obligarte a jugar en dificultades elevadas, y para promover el uso de las microtransacciones). Forza 6 ahora te recompensa constantemente tanto con créditos como con vehículos, y eso se siente satisfactorio.

forza-motorsport-6-audi-rain

El avance del juego también se mantiene familiar. En la modalidad Carrera –la principal para el jugador solitario– avanzas para ir superando competiciones divididas en seis tipos de competiciones denominadas Historias de Motorsport, y que se diferencian por la potencia y clase de de los vehículos. Historias comprende seis clases (callejera, íconos, gran turismo, profesional y motorsport definitivo). A su vez, estas seis clases tienen subcategorías con carreras determinadas por sus marcas, rivalidades, o carreras clásicas, y que también varían por nivel y complejidad. En la modalidad principal de carrera, el juego te lleva a jugar estas seis competiciones como para que comprendas de qué va cada una, y pruebes todos los tipos de vehículos ofrecidos. Es muy probable que el jugador anárquico se sienta frustrado al ser obligado a competir en coches y categorías que no sean de su agrado, pero esto funciona para tener un orden de competencia que hizo falta, sobre todo en Forza 3 y 4.

El modo Carrera también contiene una categoría independiente –pero generosa en competencias– llamada Exhibición. Aquí hay competencias individuales, pero que no pueden ser agrupadas en la seriedad de la carrera al tratarse de retos contra un Stig virtual, carreras contrarreloj en estas con conos, o carreras de resistencia. Buena variedad a la que le puedes caer por premios atractivos en cualquier momento.

La que sí podríamos considerar como una mejoría ‘arriba de lo normal’ es la incorporación de climas y horarios (característica importada desde Forza Horizon 2). La estrategia adicional que estas características agregan a la carrera es bien recibida. En las carreras nocturnas tu visibilidad se ve limitada –dependiendo la iluminación de la pista– y pierdes un porcentaje de agarre en los neumáticos por el clima frío. En la lluvia tu coche se pone resbaladizo y pierdes el control si pasas sobre un charco a toda velocidad. Estas características son muy buenas, sin embargo, se siente que no tuvieron tiempo para agregar más variedad, pues por alguna razón estas carreras nocturnas o lluviosas no aparecen en todos los circuitos, ni tampoco se ve el paso del tiempo de una manera tan orgánica como en Horizon 2. Y no, no es una queja amarga, sino una simple observación, pues es muy bueno contar con estas dos características adicionales. Nuestra favorita es la lluvia, porque agregar efectos visuales hermosos y modifica la estrategia de conducción.

forza-motorsport-6-alfa-romeo

Otra innovación que afecta el curso del juego son los Mods. Imagina unas tarjetas tipo FIFA Ultimate Team que activas al inicio de cada carrera (con un máximo de tres). Estos modificadores –que pueden ser permanentes o de uso único– aumentan tus premios de XP, dan ventajas técnicas, o merman el desempeño de tu vehículo a cambio de una bonificación al finalizar la carrera. Una buena estrategia es invertir tus seguras bonificaciones iniciales para comprar de inicio algunos sobres caros y así tener ventajas permanentes desde el inicio.

Otras mejoras sutiles que mencionamos no solo están en el sistema de juego, sino en la totalidad de Forza 6. Visualmente sigue siendo una bestia y ahora las pistas están llenas de retoques por todos lados –de lo mejor visualmente que hay para Xbox One–. Ahora hay mayor cantidad de pistas a recorrer, dando preferencia a circuitos del mundo real. La banda sonora dinámica también está de regreso, y sigue siendo discreta pero poderosa. También aumentó el número de vehículos (ahora hay poco más de 450 de inicio), y lo mejor es que cada uno de ellos es compatible con la opción  Autovista (recordemos que en Forza 4 y 5 el número de vehículos con esta opción era limitado).

Con el pendiente de evaluar las modalidades online cuando el juego este disponible de lleno –agregaremos comentarios en esta reseña en los próximos días–, podemos decir sin ninguna duda que Forza es la mejor serie de juegos de carreras para consola o PC. Sí, ya lo habíamos dicho desde el inicio, pero el juego es tan bueno que se merece un doble halago. Obligatorio para cualquier tipo de fan del automovilismo.

Forza Motorsport 6 está diponible desde el 15 de septiembre para Xbox One.

Acerca de Adrián Carbajal

  • Ya, asi de de fácil me voy a comprar un Xbox One y un Forza 6 gracias a la reseña del Carqui… Deberias de vender Avon, Jafra o biblias en tus ratos libres, eres re bueno mano.

A %d blogueros les gusta esto: