League of Legends no es un deporte y eso debería alegrarnos

Alex Lora, qué razón has tenido todo este tiempo: “Una actividad física”. Lo que dicen los libros después de eso es irrelevante. Tanto el Diccionario de la Real Academia de la Lengua como Merriam-Webster como Wikipedia, todas las definiciones de ‘deporte’ mencionan entre sus primeras diez palabras que se trata de “una actividad física”. Tomando en cuenta que un deporte es una “actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas”, efectivamente, “el rocanrol es un deporte”, sí, pero ni League of Legends ni Starcraft ni Call of Duty ni Halo ni cualquier otro juego de video que no involucre el añejo tapete del NES o el de un gabinete de arcade de DDR, satisfacen ese estricto criterio. Seguro, en el futuro, los visores de realidad virtual permitirán que un videojuego involucre actividad física pero, por mi parte, desconozco a partir de este minuto los tan trillados ‘eSports’.

De cualquier manera, no ser un deporte no es algo malo. El box –al menos en su versión Las Vegas– es una carnicería disfrazada de deporte. El futbol está repleto de reglas arcaicas que un grupo de viejitos corruptos se niega a actualizar porque “así es el futbol”. ¡Por amor de dios, hay un deporte llamado ‘balonkorf’, otro llamado ‘bandy’ y uno más de nombre ‘ultimate’, que a nadie le importan, pero sus comités son reconocidos por no sé cuántos organismos internacionales!

Por supuesto, hay las dos excepciones a la regla que meten ruido: el bridge y el ajedrez. Ninguno de esos dos implica actividad física, lo que se contrapone directamente con la definición de deporte. ¿Pero acaso ser considerado un deporte hace del ajedrez algo aún mejor? No imagino que a Garry Kasparov le pueda quitar el sueño que su disciplina deje de ser considerada algún día a la par del automovilismo. A mi tía Lulú tampoco parece importarle mucho que el bridge que juega todos los jueves en la tarde para pasar el rato con otra bola de viejitas sea o no una disciplina deportiva. A decir verdad, sí le importa un poco: siempre le valieron gorro los deportes, y le sorprende que todo este tiempo ha estado ejercitándose una vez a la semana. Esa tía Lulú tan deportista.

Un novato en la Copa Latinoamericana de LOL

Creo que un gran termómetro de la relevancia de un evento (al menos en la Ciudad de México) es la cantidad de mercancía pirata que puedes encontrar afuera de un foro. La Copa Latinoamericana de League of Legends, que se llevó a cabo el sábado pasado en el Teatro Metropólitan en el DF, tenía mercancía pirata por montones. Playeras de Lyon Gaming –el equipo nacional que peleaba por ser representante de Latinoamérica– cubrían una franja de la banqueta, junto con otras playeras con logotipos de League of Legends y Riot Games, que bien podrían haber sido de The White Stripes, Molotov, Paul McCartney o One Direction.

IMG_0743
“Lleve la playera, la playera, la playera del Lol, del Lyon, del KLG.”

Al interior del teatro, parecían las siete de la noche. A pesar de apenas ser las 10am, el gentío en el lobby y en el interior del foro era sorprendente. Glory Lamothe, conductora de día, cosplayer de noche, tenía en el escenario a una bola de cosplayeros, quienes eran juzgados por el público con aplausos. No había encontrado mi lugar en un segundo piso ya vaporizado de tanta humanidad y tan poca ventilación cuando aparecieron en el escenario un cuarteto de cuerdas, un guitarrista y unos sonidistas en vivo que musicalizaban en vivo una tira cómica basada en Echo Ekko, un personaje de LoL. A eso siguieron una mesa redonda con tres de los actores de doblaje que participan en el juego y un concurso de imitación de voces.

IMG_0744
Uno de los que está en el escenario hace la voz de Krilin. Dragon Ball está en todos lados.

Para cuando llegó el momento de los enfrentamientos, los espectadores ya estaban frenéticos. Desde niños (con cara de no tengo ni idea de por qué estoy aquí) hasta adultos jóvenes con sombreros de una criatura que parecía un Facehugger para calvos (discúlpenme, fans de LoL), todos gritaron la cuenta regresiva del contador que apareció en la única pantalla dentro del Metropólitan. Aparecieron los cronistas y analistas. Aplausos. Apareció el equipo chileno-argentino KLG. Abucheos por montón. Entrevistas individuales con KLG. Abucheos. Aparecieron los Lyon Gaming, el representativo mexicano. La gente enloqueció. Entrevistas con Lyon. La gente enloqueció aún más. Entrevista con seEiya, el máximo exponente de LoL en nuestro país, según entiendo. La gente empezó a gritar su nombre. Comenzó la selección de personajes y arrancó la primera partida entre furor absoluto.

No aparece en la imagen: el estúpido calor que hacía en ese segundo piso.
No aparece en la imagen: el estúpido calor que hacía en ese segundo piso.

Aprendan, hooligans, hinchas y barristas

La primera sangre de toda la copa la obtuvo Lyon. El Metropólitan estaba extasiado. No tenía idea (creo que sigo sin tenerla) de cómo medir qué tanta ventaja podía medirse a partir de las estadísticas y el dominio del terreno en plena partida, pero yo estaba convencido de que Lyon se llevaba el primer juego. Y entonces KLG los madrugó. Aparentemente, Whitelotus, un jugador de KLG que había pasado toda la partida escondido, estuvo sembrando y sembrando y solo salió a cosechar hocicos reventados. Hubo abucheos, no lo voy a negar, pero la gente reconoció cada torre de Lyon que KLG tumbó, y gritaron en cada una de sus ejecuciones. Al ganar la partida, la gente no se escuchaba feliz, pero reconoció con aplausos que KLG había sido mejor.

El segundo encuentro fue diametralmente opuesto. Lyon lo dominó con brutalidad y eficacia. El público gritó de principio a fin del encuentro. “Lyon, Lyon, Lyon.” En abril, KLG había barrido 3-0 a Lyon; esto apuntaba a ser algo muy diferente. Por desgracia, esa fue la primera y única victoria de seEiya y compañía.

Entre partida y partida, el lobby estaba repleto de cosplayers.
La imagen que capta el momento exacto en que un tremendo cosplayero bigotón está a punto de convertirse en un tremendo cosplayero no bigotón.

KLG mostró su superioridad en la tercera y cuarta partidas. En especial en la última, Kaos Latin Gamers vapuleó a sus rivales. Sin embargo, muy al contrario de como habría sucedido justamente en la mayoría de los deportes , ese conjunto de disciplinas a las que los eSports buscan pertenecer, el público no se salió del recinto tan pronto fue evidente que Lyon no podría ganar. Muy al contrario, todos se quedaron ahí, celebrando cada movimiento y aplaudiendo al vencedor. Sí, todos habrían (habríamos) preferido que Lyon Gaming ganara, pero todos sabían que KLG merecía la victoria.

¿Deporte o eSport? Da igual

La Copa Latinoamérica es, genuinamente, una experiencia con personalidad de sobra. Supongo que algo muy similar debe de suceder en EVO, en The International y en cualquier campeonato de Starcraft, de esos que ocurren tres veces por semana en Corea del Sur. Por eso mismo, creo que la verdadera pregunta que debemos hacernos los amantes de los videojuegos no es si las competencias que nos apasionan deberían ser consideradas un deporte por aquellos que no tienen el menor interés en los videojuegos. La verdadera pregunta es si la opinión de toda esa gente cambiaría nuestra percepción de lo que disfrutamos. ¿La presencia de un tercero que legitime nuestros gustos cambiaría en algo la emoción que sentimos en una competencia entre dos grandes equipos? A juzgar por lo que vi el sábado, da igual si se llaman eSports, deportes, competencias o vicios: los videojuegos apasionan a miles de espectadores. Eso es indiscutible y debería de ser más que suficiente para nosotros.

Ahora, ¿a alguien le interesa enseñarme a jugar? Sospecho que seEiya y Lyon Gaming querrán tener un sparring a quien asesinar en lo que llega su próxima revancha.

Acerca de arsánchezq

ingeniero de profesión, campeón por decisión unánime.

Más Chyk

Batrashbatrushka #159: Krillin no tiene nariz

Es obvio que no tiene nariz; respira por la frente, evidentemente. Quien lo crea, desmienta …

  • No hay que hacer méritos por que un vídeo juego es deporte, eSport, o lo que sea, pero también quería mencionar que no toda la gente que los ve los consume. Conozco personas que solo los ven por que les gusta, así como ver un partido o una carrera, pero no juegan el LoL.

    Si nos basamos en la definición de “Deporte” tiene características propias de el.

    • arsánchezq

      es una competencia, claro. es apasionante, sí. pero no es físico. claro, tampoco el ajedrez, así que entiendo tu punto. de cualquier manera, creo que da igual cómo los llamen; están tremendos con o sin calificativos.

  • El personaje de LoL es Ekko, no Echo. El gamer rockstar es Seiya (como el de los Caballeros del Zodiaco).

    Me gustó mucho tu forma de abarcar esta clase de evento sin conocer mucho del ámbito. Yo soy de los que jamás lo voy a considerar un deporte en el sentido purista de la palabra, pero concuerdo con el que eso es de lo mejor que puede pasar.

    Un gusto saludarte Lanchas!

    • arsánchezq

      ¡ahora mismo corrijo! gracias por la ayuda. ah, y te contacto en estos días, ¿eh?

  • Seikari

    Creo que si se quiere abarcar un campo más amplio de público aquí en México que quiera observar cómo se llevan a cabo estos eventos tendría que ser importante que se le cambiara el nombre de “eSports” debido a que a un gran sector de la población no les parecerá que se les llame deporte a la práctica competitiva de videojuegos.

    • arsánchezq

      estoy de acuerdo, pero, de cualquier manera, a toda esa gente igual les valen gorro los esports.