Knights of the Old Republic. O 4,000 años antes de hace muchísimo tiempo.

Star Wars fue y sigue siendo a mis 473 años, una parte muy importante de la nerdez de mi niñez y juventud, al grado de que sacrifiqué como 90% de los juguetes que pude tener en su momento con tal de adquirir la mayor cantidad de figuras de Star Wars de Kenner que pudiera. Esta era una tarea nada fácil, ya que no eran baratas y tampoco era fácil encontrarlas en el DF. Las tiendas que las traían eran escasas y la calidad de la mayoría de las figuras de Lili Ledy dejaba mucho que desear, lo que complicaba aún más las cosas, y tampoco me llevaban a EUA cada fin de semana como para poder conseguirlas fácilmente en botaderos de a dólar.

En videojuegos, estaban el arcade de cabina con gráficos de “vectores” y con las voces más espantosas de la historia, los juegos de Atari, en especial el de The Empire Strikes Back (ese en el que, usando un Snowspeeder de 4 pixeles, se viajaba en loop infinito de AT-ATs hechos con un par de pixeles más), junto con los juegos de NES y SNES me dieron muchas horas de diversión en su momento. Los noventa fueron más amables en cuanto a videojuegos de Star Wars, y hubo mucho de dónde escoger, tanto bueno como malo. Rebel Assault I y II, X-Wing, Tie Fighter, Shadows of the Empire, Dark Forces, Jedi Knight: Dark Forces II, Rebellion, Rogue Squadron, son solo algunos de los que se llevaron bastante de mi tiempo gamer en casi dos décadas.

kotor_1
Con un poco de imaginación te das cuenta de que ese es el pasillo de la Estrella de la Muerte. Porque sí conocen la Estrella de la Muerte, ¿verdad?

Cuando compré mi Xbox en algún momento de 2003, lo hice con dos cosas en mente: cualquier Madden NFL que saliera y Star Wars: Knights of the Old Republic (‘KOTOR’ para los cuates).

Por cargas de trabajo no pude jugar ninguno de ambos juegos más allá de unas horas cuando los compré y para cuando pude ponerle seriedad en las vacaciones de diciembre de ese año ya no me acordaba ni de cómo se llamaba mi personaje de KOTOR, así que me puse a crear uno, o más bien una nueva; pelirroja con cola de caballo, si mal no recuerdo, y me dediqué a embarcarme a una galaxia aún más lejana como 4,000 años antes de hace mucho tiempo. Tenía varios años de no jugar un RPG por turnos (no jugué Final Fantasy VII ni me interesa), por lo que me llevó un rato a acostumbrarme a las pausas para planear cada movimiento del combate.

El gran cliché de una historia del personaje con amnesia en una nave que es atacada por los Sith se fue transformando en algo interesante. Wookiees, Twi’leks, robots y otros personajes se unieron a mi aventura para descubrir quién era yo. Visité la academia Jedi en Dantooine entre muchos otros lugares muy variados. Peleé con Mandaloreans, aprendí a usar la fuerza y llegó la terrible revelación de que yo era el ojeis Sith Darth Revan, con la elección de ser Jedi o volver al dulce lado oscuro de la fuerza para dominar la galaxia, como debe ser. Recuerdo la épica pelea contra Darth Malak, venciéndolo cada vez que chupaba la energía de uno de sus clones.

Pelaje y colmillos  de última generación… en 2003.
Pelaje y colmillos de última generación… en 2003.

El que se sitúe cerca de 4,000 años de la creación del Imperio Galáctico les da la libertad de no tomar tan en serio el canon de Star Wars y añadir varios ingredientes que después retomarían y mejorarían en Mass Effect, como la construcción de sus mundos y la implementación de las mecánicas de combate sin pausas.

Hace un par de años volví a comprar Knights of the Old Republic, en esta ocasión para Steam; y al volverlo a jugar, sufrí la peor traición que la nostalgia puede otorgar, porque si bien los gráficos “retro” no me molestan en lo más mínimo, el gameplay sí parece del siglo antepasado. Solo faltó que me pidieran unas ligas y dos clips para poder jugar en una máquina de madera.

kotor_2

 

Acerca de NimbusXV

Gamer desde finales de los 70. Dark Souls Maniac... NFL Scholar...

Más Chyk

Dark Souls – La última y ALV #001

Bienvenidos a la despedida de Dark Souls antes de que llegue el Remastered el 25 …