El camino de mi PC para conocer a Mercedes Colomar

Corría el año de 1997; los Green Bay Packers vencían a los New England Patriots de Bill Parcells en el Super Bowl, los Marlins de Florida sorprendían a todos doblando a los Cleveland Indians en siete juegos en la Serie Mundial; Castlevania: Symphony of the Night, Final Fantasy VII y Tomb Raider II arrasaban en PlayStation, y este fue el año en que decidí armar una PC por primera vez y darle la despedida a mi amada y ya no tan poderosa 486dx de la que ya platiqué en la nota de TieFighter hace unas de semanas.

Después de leer mucho en PC Gamer, PC Games, algunas páginas de internet en la oficina y de encarar el hecho de que ya necesitaba un equipo nuevo que sí corriera PageMaker 6.5 y CorelDraw de manera competente para tener el pretexto de: puedo trabajar en mi PC, un sábado fui a la Plaza de la Computación en el Eje Central de la Ciudad de México con la tarea de comprar todas las piezas que ya había seleccionado y traía escritas en una lista como la del mandado de acuerdo con mi presupuesto.

  • Gabinete con fuente
  • Teclado y mouse
  • Motherboard
  • Pentium a 200 MHz (¡puro poder!)
  • 16 MB de RAM PC100
  • Un grandísimo disco duro de 200 MB
  • Quemadora de CD rapidísima 4x
  • Tarjeta de sonido Soundblaster AWE64
  • Acelerador gráfico 3DFx Voodoo de 6 megas
  • Modem 56.6k

Esto no fue tan rápido como yo había planeado, ya que, si bien en cualquier local tenían la mayoría de las piezas, las tarjetas de video y sonido me significaron varios recorridos hasta que por fin, en un localito pequeño ubicado casi saliendo a la calle de Uruguay, un vendedor tenía ambas piezas (nada baratas, pero, qué diablos, ya estaba ahí y no iba a dejar mi PC incompleta) y pude volver a casa para armar mi nueva PC esperando que al final del proceso funcionara correctamente y no me sobraran piezas.

Todo este numerito me sirvió para modernizarme y empezar a jugar en PC muchas cosas que me había perdido o que no jalaban muy bien en mi 486 como Quake, Age of Empires, Civilization II, Diablo y esperar la salida de Grim Fandango, que me atrapó desde lo vi anunciado en la portada de una PC Games o PC Gamer, no recuerdo ya.

Durante muchos años jugué muchas grandes aventuras gráficas –Maniac Mansion, Darkseed (con diseños de H. R. Giger), Zack McCraken and the Alien Mindbenders, el grandioso Leisure Suit Larry, en EGA y VGA, Sam & Max Hit The Road y el maravillos Day of the Tentacle (aún me hacen reír los razonamientos de algunos de sus puzles)–, pero Grim Fandango prometía ser algo diferente. Y así fue.

Grim Fandango Remastered_20150127134839

No solo por tener temática visual del Día de Muertos y tener a un personaje tan carismático como Manny Calavera, el chaparrito que expiaba sus pecados cometidos en la tierra vendiendo paquetes de viaje a la tierra de los muertos y sin importar que sus clientes fueran prácticamente santos, por alguna extraña razón nunca calificaban para nada mejor que la Línea Excélsior (un bastón con una brújula en el tope, como cuchillo de Rambo, sin ninguna de las bondades extras).

El mundo de Manny Calavera me fascinó más allá del estilo art deco. La representación del mundo de los vivos durante un envenenamiento en una cafetería donde conoce a Meche tenía una profundidad… mmm… llamémosla ‘peculiar’, que hasta el momento ningún juego me había hecho sentir.

Las referencias, homenajes (o como les quieran llamar) a obras maestras del cine como Casablanca, El halcón maltés, El tercer hombre, El séptimo sello, El padrino y Batman, entre otras, hicieron que me enamorara del juego, y sigo queriendo mi Glottis de Felpa, peluche, o aunque sea figura de acción. ¿Oíste, Schafer?

El juego está dividido en cuatro niveles o el viaje de cuatro años del alma (Four year Journey of the Soul), y en cada uno vamos pasando por niveles diferentes, acertijos absurdamente divertidos y la representación visual más romántica de la muerte que yo recuerde en un juego aun en 2015. Cada uno de estos niveles nos lleva de la mano para ir descubriendo una historia de cine noire muy divertida, con momentos muy emotivos y que, como debe ser, termina en un final feliz que recordaré por muchos años.

Personajes entrañables como Manny, Meche, Glottis, Salvador Limones, Eva, la chistosa secretaria de Don Copal, jefe de Manny, y otros más que se descubren en el camino.

grim-fandango-artwork

Grim Fandango tiene uno de los mejores soundtracks que yo haya oído en un videojuego, y de hecho desde hace muchos años se puede descargar gratis en www.grimfandango.net

Con Windows 7, llegó el día que mis discos de Grim Fandango dejaron de funcionar y se volvió un drama tratar siquiera de hacer jalar el juego en una ventanita que se volvía imposible de disfrutar. Cuando en E3 de 2014 Sony anunció que iban a sacar una remasterización de Grim Fandango, casi casi brincaba de alegría, en especial porque también lo anunciaban para PC.

El primer día que estuvo disponible para apartado en www.gog.com, lo compré y lo descargué en cuanto pude a finales de enero para poder ver la introducción y escuchar el “Sorry for the wait Mr. Flores, I’m ready to take you now”, con la voz de Manny, y poder irme a dormir tranquilo esa medianoche (ya estoy viejito y al día siguiente había que ir a godinear). La remasterización se ve muy bonita, ya sea viéndolo con sus barras (negras o art deco) a los lados del 4:3, o con el zoom-estiramiento para verlo en 16:9 (que no es ni de cerca tan vomitivo como el del remake HD de Resident Evil), Grim Fandango es una delicia para jugarse y disfrutarse como pocos juegos.

Ahora se puede comprar para PlayStation 4 (conecten un teclado y mouse; jugar con el DualShock es una basura), Vita, PC, iOS y hasta Android a un precio muy accesible en todas las plataformas.

Acerca de NimbusXV

Gamer desde finales de los 70. Dark Souls Maniac... NFL Scholar...

Más Chyk

Afterbirth Plus #076

@NimbusXV despacha en los comentarios y en Twitter… Relacionado

A %d blogueros les gusta esto: