Quince minutos con Rise of the Tomb Raider

Lara está en Siberia. Recién se cayó de un barranco. Todas esas partes de piel que estamos habituados a ver lucen inusualmente cubiertas con ropa, aunque recién acaba de perder su sombrero, así que –quién sabe– en un par de minutos podríamos tenerla en shorts y top durante plena tormenta de nieve. Después de todo, no sería la primera vez que sucede. Sin embargo, el juego da un giro súbito: aun con abrigo y pantalones invernales, Lara empieza a tiritar. La pobre Croft camina en busca de un lugar donde refugiarse. La nieve se queda acanalada conforme ella arrastra sus pies. Jonah, el cocinero talla XXL que apareció en el remake de Tomb Raider, está lejos, así que ella tiene que arreglárselas sola. “You can do this”, se dice. Ya no es la Lara joven del primer Tomb Raider, pero tampoco es un cúmulo interminable de seguridad.

Lara comienza a arrancar ramas. encuentra un reno al que recién mataron unos lobos y,. cuando empieza a despellejarlo, la manada lobezna pasa corriendo a lo lejos. Afortunadamente, Lady Croft encuentra ramas suficientes para hacer una fogata y una pequeña choza, todo durante una tormenta de nieve tremenda. Anochece. Lara está al lado del fuego. Su radio deja escuchar una transmisión de una organización llamada Trinity que, a juzgar por lo que dicen, no se dedica a la caridad. Llega el momento Tomb Raider: Llama toma una rama y se hace, obviamente, un arco primitivo.

“Trinity es una organización secreta que está en busca de un secreto”, dice uno de los programadores de Crystal Dynamics, mientras un tipo malorilla se aproxima a la choza en que Lara se había acurrucado, y la balea. Lara,afortunadamente, no estaba dentro. “Encontramos otro campamento. aún tenía una fogata. Quienquiera que estaba dentro no puede estar lejos. Cambio”, dice el maldito. Lara, trepada en un árbol, salta y le rompe el hocico tan pronto cae. Se levanta, se acerca a un pedazo de tronco y agarra unos hongos. Con esos ingredientes crea una flecha envenenada al vuelo y con muy pocas complicaciones. Como si estuviera en un Assassin’s Creed menos obvio, Lara salta a un árbol, brinca de rama en rama, saca su flecha envenenada y la dispara justo entre dos enemigos. una vez que el humo verde los deja noqueados.

La siguiente escena muestra un combate más dinámico que en el primer Tomb Raider: Lara distrae a uno con una flecha, lo mata. Avienta un radio para atraer a otro. Lanza un bote de gasolina para reventarlos a todos de un jalón. “Los enemigos están más separados, así que hay que esforzarse más para acabarlos”, comentan los programadores.

Sin embargo, un cuarteto de humanos armados posiblemente sea menos letal que un oso. Lara se topa erróneamente con la criatura al seguir la voz de un radio, lo que la lleva hasta la boca de una caverna. El oso –u osa, no alcanzamos a ver– se le va a encima a la morocha (a Lara, pues) mientras ella corre y, posiblemente con toda la intención, el miembro de Crystal Dynamics a cargo de la demostración, permite que el animalote le tire un zarpazo y se le vaya encima. Hay sangre, sí. Hay gritos, sí. Lara se muere definitivamente. Sin embargo, nada de lo que vemos es tan grotesco como el alarido que Croft pegaba cuando se ensartaba en aquella infame rama durante la escena del descenso por los rápidos de Tomb Raider.

Al reiniciar, Lara vuelve a huir del oso pero alcanza a refugiarse entre las raíces de un gran árbol congelado. El oso mete sus enormes patas y lara las pica con su piolet. El oso destruye las ramas a la vez que Lara consigue escapar por la parte trasera. La persecución sigue y a Croft no le queda de otra que atacar al oso con un piquetón directo al estómago, lo que resulta en un llegue que hace que Lara caiga por una ladera de cerca de 10 metros. El oso no tiene intenciones de seguirla, pero Lara necesita encontrar ingredientes para sanar.

Justo esta búsqueda de ingredientes es lo que da un sabor particular a Rise of the Tomb Raider. Puedes utilizarlos para fabricar flechas venenosas, para curarte o para mejorar tus armas (de manera similar al primer TR).

rottr4_tif_jpgcopy

“Este nivel es tres veces más grande que cualquier otro que ya hayamos creado”, nos comenta un programador, luego de dar un salto en el tiempo dentro del juego. Ahora lara tiene un nuevo outfit y un nuevo arco. Aun si ya se cambió de pantalones (estos son más ajustados), Lara sigue demasiado vestida para sus estándares de destapamiento. Ya tiene más equipo, así que es hora de ir por aquel oso furioso. Lara se acerca, el oso olisquea y se come algo que aparentemente Lara aventó.. Ella  saca el arco y empieza a atacarlo. Solo una flecha venenosa lo aturde. El programador al mando crea una flecha más al vuelo pero recibe un golpe. Un par de disparos más. Luego, una buena flecha a la cabeza hace caer al oso como toro en corrida de toros. Lara entra a la caverna y, afortunadamente, descubre que el oso era un soltero empedernido: no hay oseznos que asesinar. Sin embargo, en medio de una hermosa caverna congelada con iluminación y texturas del hielo muy bien logradas, hay un barco encallado verticalmente. ¿Cómo quedó así? Habrá que preguntarle al oso, aunque dudamos que su respuesta sea coherente, especialmente luego de esa flecha directo a los sesos.

Cuando estaban por mostrar una tumba, el tiempo se acaba. De cualquier manera, tengo apenas el tiempo suficiente para ver un breve video que presenta viñetas distintas de lo que ocurrirá en el juego. Sale Lara con abrigo. Sale Lara con gorro para la nieve. Una vez más con abrigo. Y… justo cuando estoy a punto de aceptar que esta vez Lara no encontró razón alguna para destaparse, una incoherente ciudad tropical se alcanza a ver entre las colinas heladas. Inmediatamente después, escenas de Lara con su característica blusa sin mangas aparecen, solo para confirmar que, aun si hay osos y nieve, esto es y siempre será un Tomb Raider.

Acerca de arsánchezq

ingeniero de profesión, campeón por decisión unánime.

Más Chyk

Batrashbatrushka #130: Uvuvwevwevwe Onyetenyevwe Ugwemuhwem Osas

¡Tenemos noticias exclusivas de un nuevo Dark Souls! ¡Hablamos de los updates de Xbox One, …

  • Recuerdo cuando mostraron el demo del reboot del Tomb Raider pasado – ese donde Lara está colgada al inicio del juego y tiene que escapar de la cueva – derrumbamiento incluido, me fui con la finta igual que todos justo como ahora que iba a ser un JUEGAZO, después salió a la venta, compre mi copia, puse el dvd oliendo a nuevecito y me volví a emocionar con ese intro que prometía, WOW!!, corte A, termina el famoso intro y el juego resulto ser SOPORÍFERO hasta el final, un digno reboot, sí, pero para CASUAL GAMERS — Moraleja: al igual que los cortos del cine, el E3 es un gran tráiler vendejuegos – yo tengo mis dudas respecto de esta continuación. zzzzzzzzzzzzz.

    • arsánchezq

      seguro será del estilo, édgar. y tienes razón: un juego palomero vende más que uno desafiante. qué suerte que hay chorros de indies perrones.

      • Estimado Lanchas, ha cruzar los dedos para que el “virus Michael Bay” no infecte el desarrollo de videojuegos, jeje y que regrese el espíritu de Core Desing en sus años mozos algún día a la franquicia de nuestra arqueóloga favorita con blusitas de Zara. ¡A descargar indies se ha dicho!

        • arsánchezq

          por fortuna tenemos dark souls!

A %d blogueros les gusta esto: