Querido Dark Souls III…

El rumor de que tal vez anuncien Dark Souls III en E3 me hizo el día y me puso a pensar: ¿Cómo puedo hacer la nota más llena de clichés de la historia? ¡Claro! Con un top 10, así que sin más preámbulo les platico 10 cosas que me gustaría ver en Dark Souls III.

 

  1. Fight Clubs: Esto se ha vuelo clásico desde Dark Souls y funciona muy bien en Dark Souls II. Un host que jala cuantos jugadores se pueden para ver peleas 1 a 1. ¿Qué más se puede pedir?
  2. El momento “Anor Londo”: Eso que faltó tanto en Dark Souls II y en Bloodborne. Después de haber pasado por The Depths, Blighttown y su mar de veneno, salir de Sen’s Fortress, un lugar oscuro, encerrado y lleno de trampas y vencer a Iron Golem, ver esta belleza que nos abre el mundo:
  1. Muchas, muchas armas con move-sets diferentes: No se necesita decir más.
  2. Dragones: Esto es algo que hemos visto en los tres juegos de la serie Souls, y me gustaría seguir viendo: imponentes y bellos dragones como Kalameet, Hellkite, o la armada que se ve al principio de Dark Souls. Se vale soñar, ¿no?
  3. Humanity: Si bien me gustó la mecánica de las human efigies en Dark Souls 2, en especial quemarlas para poder farmear jefes aumentando la dificultad, sí añoré la Humanity como medio de volverse humano en la fogata, de curar 100% en cualquier momento, y en especial el rekindle de las fogatas para obtener más tragos del Estus Flask. Pero en particular desde el punto de vista de la mitología particular del juego, donde lo que absorbemos son los últimos vestigios de humanidad de alguien que en algún momento fue como nosotros, reviviendo en una fogata, buscando su propia aventura y ahora perdió todo eso para ser un Hollow, y desear solamente que nuestro destino sea diferente.
  4. Cooperativo con contraseña: Dark Souls II tenía el Name-Engraved Ring, que nos ofrecía un poco de ayuda para poder hacer coop con un amigo si ambos seleccionábamos al mismo dios para adorar usando este anillo. Si bien esto era una gran mejora en comparación con Demon Souls y Dark Souls donde casi era prohibitivo jugar con un amigo (o en su defecto era un verdadero desmadre), Bloodborne lo hizo mucho mejor y lo terminó de perfeccionar en su actualización 1.04, en la que quitaron las restricciones tanto de nivel como de covenant en su modalidad de coop con contraseña.
  5. NPC bien escritos: Astrava of Boletaria, Solaire y Andre of Astora, Knight Lautrec of Carim, Patches the Hyena y en menor grado Lucatiel of Mirrah, son algunos de los grandes NPC de la serie Souls, pero a Dark Souls II le faltó más carnita, y de Bloodborne ni hablamos, porque casi todos se sienten tan acartonados como gordita de tianguis de tres días.
  6. Escenarios medievales: Esto puede sonar ambiguo porque parecería que todo es medieval, pero entre mis escenarios favoritos se encuentra el castillo de Boletaria de Demon’s Souls y Undead Burg de Dark Souls. Algo en esa atmósfera de roca inhóspita, llena de musgo por la falta de cuidado es algo que simplemente me encantó.
  7. Un jefe como Storm King de Demon’s Souls: No era el jefe más difícil, pero se volvió mi favorito la primera vez que llegué con él. Una manta raya voladora gigante escoltada de varias más pequeñas que además, era imposible pegarle de cerca. StormKing
  8. Alguna zona con una atmósfera como la de Upper Cathedral Ward de Bloodborne: Oscura, con mucha niebla y con música terrorífica. No todo, me gustaría ver sol de vez en cuando, pero una zona así sería genial.

 

Seguramente se me pasan muchas cosas, pero estas diez seguro que me gustaría verlas en el supuesto caso de que el rumor sea cierto y venga pronto Dark Souls III.

La imagen fue tomada de aquí. Ya luego la modificamos sabiamente.

Acerca de NimbusXV

Gamer desde finales de los 70. Dark Souls Maniac… NFL Scholar…

Más Chyk

Afterbirth Plus #100 :D

  ¡Wow! Bien pronto llegamos al 100 de Afterbirth Plus y no me acordé para …

A %d blogueros les gusta esto: