DOOM tiene muchas Big Fucking Guns

Confieso que Doom 4, o DOOM, como realmente se llama el título, me tiene emocionado. Muy emocionado. Y creo que no es para menos; quienes somos fanáticos de la serie no hemos recibido nada –porque Doom 3: BFG Edition solo fue una reedición– en 11 años. Tuvieron que pasar 11 malditos años, malditos como los demonios marcianos de Doom, para que Bethesda e id software mostraran unos minutos de gameplay de Doom 4, minutos que me han dejado satisfecho porque el Doom post Carmack se ve en la misma línea gráfica que Doom 3, pero con el gameplay veloz que caracterizó a Doom II: Hell on Earth, mi favorito y el de muchos.
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=NteAPGprDJk&w=640&h=360] Y es que, digo, hay muchos shooters en el mercado. Están los reyes del género, Call of Duty, Halo y el consume vidas Destiny. Pero en ninguno de estos juegos acribillas a demonios del infierno con una escopeta que dispara dos perdigones al mismo tiempo, ni los serrucheas con una motosierra de tala bosques. En esos shooters tampoco te arrancan los brazos –con una facilidad que causa escalofrío– para romperte el cráneo con tus mismos brazos, algo que sí ocurrirá en DOOM. Qué alegría saber que para defenderse regresa la BFG 9000, ese pistolón que el mismo Tom Hall sugirió llamar “Big Fucking Gun”, y no la tontería noventera de “Blast Frequency Gun”.

Acerca de Allan Vélez

Más Chyk

Tras diez años de ausencia, regresé a un torneo Pokemón

Después de al menos diez años, volví a un torneo pokemón. Solía jugarlos en la …