Bitácora postapocaliptica: Fallout Shelter

Todos bien emocionados por Fallout 4, y más emocionados cuando Bethesda anunció que lanzaría un app en la que administrarías tu propia bóveda de refugio. Corrí a descargar Fallout Shelter justo después de que lo anunciaran, pero no me llamó mucho la atención. La primera vez que lo probé sentí que era un Tiny Tower demasiado complicado. ¿A qué me refiero? Tiny Tower me parece genial porque todo encaja en pantalla, solo hay que scrollear hacia arriba o hacia abajo dependiendo de la cantidad de pisos que construyas. En cambio, Fallout Shelter es más detallado; los personajes tienen stats, los cuartos son mejorables, puedes subir de nivel, vestir y armar a tus refugiados, recibes ataques de raiders y animales radiactivos, hay incendios, debes cuidar que tus personajes no estén enfermos por exposición a la radiactividad, mantenerlos felices y, aparte, mantener las barras de energía, comida y agua en niveles óptimos… Esto ya suena a trabajo.

Pero lo haré por ustedes. Ok, a crear mi bóveda, elegir un número que no sea el 666 (deberían poner un castigo o un handicap por hacer esa payasada, nadamás por molestar). Como es mi costumbre cuando tengo apatía generada por la aparente complejidad que me espera en un juego al que no le quiero dedicar tanto tiempo, jugué apresuradamente y sin detenerme en detalles, upgradeé lo que no debía, mandé a un tipo a explorar la superficie sin armas… ni ropa. Un día después me acordé del pobre explorador y descubrí que, obvio, había muerto. Los personajes que encerré en un cuarto estaban dándole durísmo al catre, todos los niveles estaban en rojo y… bueno, ya no me gustó.

Después fuí a grabar Batrashbatrushka y al escuchar a Lanchas y Draven bien emocionados por el app, decidí darle una nueva oportunidad, ahora en el iPad. Comencé desde el principio, porque la aplicación no es crossplatform como Candy Crush Saga o The Simpson’s Tapped Out, que te permiten continuar tu progreso en cualquier dispositivo con tu usuario. Esta vez lo haría bien. Energia, comida y agua limpia, ¿qué tan difícil puede ser? El truco es no alocarse construyendo mil cuartos y evitar la tentación de construir instalaciones supérfluas como la estación de radio y el gimnasio o dejar que mil personas entren a tu bóveda.

fallout-shelter-enter-vault

Concéntrate en mantener las barras de estado en un buen nivel, Alexis. Ok, dejemos que estos tórtolos usen el cuarto, mmm… Necesito gente para otro generador de energía: metamos otra pareja en otro cuarto, y aquellos también. Esto ya parece criadero de perros, no importa, necesito gente, ¡POR QUÉ NO NACEN LOS BASTARDOS! ¡Ah, sí! Cuartos necesito más cuartos, y más energía para que tengan luz, y más comida para que todos coman y… ¿qué es eso rojo? –corre a investigar a internet–. Ok, al parecer si el agua llega a niveles rojos, tus monos se enferman de radiación. Ahora necesito el cuarto médico para curarlos.

Pero la energía vuelve a bajar. Maldita sea, necesito curarles la radiación primer;, era ‘el otro cuarto médico’ el que necesitaba, el que produce stimpacks. Ahora necesito más gente, hagamos el cuarto de radio que llama extraños de la superficie. ¿Cómo le pongo a este mocoso? Frijolino Chompeta está bien, ¡el que sigue! Oh, esta chica ya tiene un rifle de francotirador y ropa de guerrera. Enviémosla en una expedición a ver qué trae. Es la única que tiene arma. Esperemos que pueda defenderse. Creo que este juego me agrada.

¿Y esos? ¡¿Raiders?! ¡No inventen! Acabo de sacar a pasear a la única con arma. ¡Están rompiendo todo! ¡Malditos! Mi trabajo, ya háganse bolas no quiero nada…

fallout-shelter-raiders

Sorprendentemente mis aldeanos (o como se llamen) repelen el ataque, ¡ah, aquí viene nuestra gran guerrera! ¿Dónde demonios estabas cuando te necesitábamos gran bruta? Ya que los habitantes de mi bóveda no dejaron de pelear aunque tenían todo perdido, yo también asumiré el reto de reconstruir todo. Es un proceso lento y doloroso, además mis personajes no dejan de hacerme caras tristes aunque les preste los cuartos para desahogarse sexualmente. ¿9% de felicidad? ¡Hago lo que puedo, ingratos!

Tras dos días de cuidados intensos, logré subir los niveles de energía a un verde constante. Después me encargué de mantener el agua limpia para que mis habitantes no se enfermaran, los curé, los asigné al cuarto ideal de acuerdo a sus estadísticas. Ya son casi 50 personas en mi bóveda, tengo gente trabajando en stimpacks, gente en curas, tengo dos personajes armados y los envié a una expedición.

fallout-shelter-list

Todo está en orden al fin: la comida, el agua, las cucarachas… ¿Cucarachas? ¡Eso se está quemando! ¿¡Raiders!? ¡¿ES EN SERIO?! Estábamos mejor con tristeza y decadencia; al menos nadie se interesaba en venir a robarnos la felicidad… y los recursos. Me quedo viendo con resignación, cómo los raiders y cucarachos destruyen todo mi trabajo y reducen la población a 13. Por ahí hay una raider dando vueltas en un piso desierto, ya ni sabe qué robar ni destruir. La muy maldita se cansa y se larga de la bóveda y de nuevo regresan mis dos únicos personajes armados…

Les diré qué aprendí de Fallout Shelter: este juego está hecho para hacerte sentir que logras algo para después arrebatártelo de la manera más manchada, ¡es un gran simulador de la vida! Corran a descargarlo y cuéntenme sus miserables historias para no sentirme tan solo en este adictivo ciclo de depresión y superación. Sí, ya estoy reconstruyendo.

fallout-shelter-fire

Acerca de Alexis Patiño

Diseñador Industrial que le mueve a las redes sociales y a los blogs. Amo los videojuegos pero, ¡lo único que quiero es bailar rock ‘n roll!

Más Chyk

Escape de Santa Fe 089 – Escape de Token

¿A quién creen que secuestramos? Situación excepcional y para que no extrañen (tanto) el Batrashbatrushka. …

A %d blogueros les gusta esto: