Diario de Bloodborne #005: La vida sin Paarl

Tengo una confesión que hacer: no sabía hacer viscerals sino hasta la semana pasada. Cada que aturdía a un rival, en lugar de dejar presionado R1 y sacarle el relleno, me iba por un R2. “Es que este es el fuerte”, pensaba estúpidamente porque… ¡soy estúpido! Bueno, mi estupidez podría justificarse con el hecho de que no existe un manual para esta cosa y, si existe, no lo leí (eso de leer manuales es tan poco viril…). Duh. De cualquier manera, aun siendo un completo estúpido, logré muchas cosas en la semana. ¿Maté a Darkbeast Paarl? No, pero ahora sí creo que estoy a punto de lograrlo.

Mi frustración llegó al máximo: llevaba más de una semana enfrentándome al que todos me dicen que es un regalo, Daarkbeast Paarl, sin poder vencerlo. Me acabé mis Blood Vials tratando de bajarle más de media vida, así que había que cosechar. Empecé en Unseen Village juntando Snatchers justo en las escaleras, donde no caben, y mataba de dos en dos para recibir alrededor de tres mil Blood Echoes. Una hueva, pero un método en el que no requerías gastar recursos más allá del tiempo. “Tiene que haber una mejor manera.”

Regresé a Cathedral Ward y decidí enfrentarme a los dos gigantes del centro. Nunca había entrado a esa rotonda, y había mil cosas que cosechar. Descubrí una nueva escalera y conocí a Arianna y al tipo de enfrente de Arianna. Les dije de Cathedral Ward. Encontré una puerta en la que me pedían contraseña, peleé contra un lobo con un peine gigante y un lobo con antorcha, trabé a un gigante en un edificio y lo maté, y luego le aventé piedras al otro, lo trabé y lo maté. No soy el héroe que Yharnam quiere; soy el héroe que Yharnam merece. Después de todo, si fueran más valientes que yo, abrirían sus puertas.

Habiendo recorrido todo el nivel, me fui contra Amelia. Es un lobo más, pero, hasta ahora, es mi lobo favorito de todos. Para empezar, ¡trae velo!¿Qué puede ser más tierno que una loba con velo? Es como la novia del Lobito Feroz. No me encantó cómo luce su pelaje por capas, una vez que le das la vuelta y la observas desde atrás, pero luce más rabiosa y encantadora que ningún otro licántropo hasta ahora. O tal vez fue que pude matarla en el segundo o tercer intento. No lo sé. Tal vez fue el amor, pero esquivé sus ataques, rodé hacia atrás de ella y nunca pudo hacerme nada.

Bloodborne™_20150410234447

Vencer a Amelia me había hecho volver a sentir hombre, así que salí de la gran catedral, giré a la izquierda, adonde estaban antes los hunters, y me enfrenté contra el Robachicos que esperaba en la colina. Lo atraje, lo atraje, lo atraje y, hachazo tras hachazo, lo maté (claro, le metí duro al Blood Vial). Después había dos escopeteros y dos gigantes con hacha, como aquel que aparece en Central Yharnam. Pude con todos. Llegué a un gran templo con lo que parecía un perol para hacer carnitas justo en el centro. No pasó nada. Me acerqué a una puerta y la tiznada mano invisible que anda por todos lados me pepenó y me mató. Era momento de ir al lado derecho de la catedral.

Bajé las escaleras y entré por una caverna con una sola cosa en mi cabeza: “Por favor, que todavía no salgan arañas”. Tenía la piel chinita cuando, en la parte inferior derecha de mi pantalla, salió el letrero “Forbidden Forest”. “Oh, oh. Aquí sí hay arañas”, pensé. Di la media vuelta y regresé a Cathedral Ward.

Justo al volver, encontré a Eilleen, una muchacha vestida de pajarraco. Hablamos y hablamos y nos volvimos amiguis y ella me dijo de Henryk y yo le dije que Arianna me echaba unas miradotas y ella me dijo de Henryk y yo le dije que Adella se ponía bien celosa pero que ella era monja y qué iba a hacer yo, pues andaba bien estresado con tanto lobo y muertes y todo eso, pero ella me volvió a decir de Henryk y no me quedó de otra que ir a la tumba de Oedon –donde Father Gascoigne– y echarle la mano.

El cazador Henryk fue un regalo. Principalmente porque Eileen le puso una repasada sabrosa, pero el pobre infeliz cayó al segundo intento. “Ando que chuto”, pensé, y me dirigí hacia Darkbeast Paarl. Después de todo, llevaba vencidos dos enemigos complicados en menos de una hora; era el momento. Darkbeast Paarl me puso en mi madre.

Bloodborne™_20150410232020

Una vez con los pies en la tierra otra vez, decidí ir a la puerta que anteriormente me pidió contraseña. Di la contraseña y se abrió. Bajé una gran escalera y llegué… a Forbidden Forest. Ni modo. No había más que hacer. Me metí a Forbidden Forest.

Primero un lobo me atacó y lo despaché fácil. Luego un güey me aventó piedras. “¿Piedras?”, pensé. Ni siquiera en Central Yharnam aventaban piedras, y este pobre idiota tire que tire pedradas. Lo repasé fácil, avancé más y me salió un gigante con hacha. Lo maté, obtuve ítems, regresé y di con una lámpara justo en el bosque.“En algún lugar más adelante de este bosque está la tiznada araña esa. Una vez que llegue ahí, ya no habrá Paarl.” Fue entonces que decidí que tenía que acabar con Paarl.

Decidí levelear y recuperar Blood Vials, así que fui por el lobo, el güey de las piedras –que a la mala descubrí que en realidad echa Oil Urns para que el pinche lobo te prenda fuego– y por el gordo del hacha, pero descubrí que si mataba al gordo del hacha con un visceral, el maldito soltaba cuatro mil Blood Echoes. ¡Cuatro mil con un solo enemigo! Me volví loco y empecé a farmear al gordo como si fuera una piñata autorregenerable: lobo, viejo de las piedras, gordo, lámpara. Lobo, viejo de las piedras, gordo, lámpara. Juntaba para subir un nivel, iba a The Hunter’s Dream y leveleaba. Y entonces me quedé sin balas. ¡No me había dado cuenta de que la Repeating Pistol aturde más fácil pero tira dos balas cada que la usas! ¿Y que por qué no usé vida para obtener balas? Vayan al primer párrafo y lean la oración que está después de un “Djura”. ¿Entendido?

Me puse ambicioso, perdí 30 mil Blood Echoes ante el enemigo más estúpido de todos, regresé a recuperarlos y me mató un lobo cualquiera… Fue un desastre pero logré subir algunos niveles. Llené Blood Vials hasta tener en el storage. Conseguí balas también para llevar. Llegué a nivel 50 o 54 o 55. Dejé de jugar alrededor de cinco días.

—————————————-

El día de ayer finalmente prendí Bloodborne otra vez. Tenía cerca de nueve mil Blood Echoes. Fui a matar al gordo una vez más antes de ir con Paarl. Llegué con Darkbeast Paarl, le di dos-tres-cuatro golpes y me mató. un fracaso. Fastidiado, decidí intentarlo una vez más antes de mejor dedicarme a ver Daredevil en Netflix. Fui con Paarl, empecé a pegarle y lo tumbé una vez. Seguí golpeando y lo volví a tumbar. Su vida estaba por la mitad. Seguí golpeando y lo tumbé una tercera vez. Estaba a punto de acabarlo. “No te pongas ambicioso, no te pongas ambicioso, no te pongas ambicioso.” Le metí duro al Blood Vial. Finalmente apareció la pantalla que tanto había soñado con ver: “Prey Slaughtered”.

Bloodborne™_20150417232621

No sentí nada especial. De hecho, me sentí un poco desilusionado. Recorrí el cuarto vacío, abrí la gran puerta que anteriormente estaba cubierta con niebla y encendí la lámpara. Fui a Hunter’s Dream y volví a la lámpara. Di una última vuelta por el lugar.

Creo que extraño a Paarl, ¿saben?

[youtube=https://youtu.be/LUjMOwbq1Rk]

Acerca de arsánchezq

ingeniero de profesión, campeón por decisión unánime.

Más Chyk

Batrashbatrushka #154: Movimiento Criptarca

Batrash ha tenido peores momentos. Sí, estamos seguros. Como cuando Carqui se comió… No, eso …

  • Alex

    No había problema si matabas a la araña primero (supongo que te refieres a Rom), Paarl no desaparece. De hecho fue de los últimos jefes que yo maté.

    • arsánchezq

      ¿en serio= leí en algún lugar que una vez que pasabas a rom, todo valía gorro.

  • lanchas voy igual que tu, ya casi mato a “paarl” pero antes me fui hasta abajo de distrito catedral donde esta una especie de hombre minotauro que lanza unas bolas de fuego, lo maté e investigue la zona despues de la puerta, y despues regresé a catedral ward y abri todas los portones por la parte de atras y subí hasta la puerta de madera gigante que te lleva a vicar amelia pero sabía que estaba ahi asi que mejor me fui del otro lado donde estan unos cazadores en una plaza redonda , puta estaban perros esos gueyes pero seguí y enontre un lugar donde de repente un fantasma gigante(que me saco un pedito) me agarra me levanta y me mata el guey, pero bueno ahi me quede y ahora soy nivel 48 y creo que primero voy a derrotar a la bestia electrica “paarl antes que a amelia, por cierto me recomendaron que antes de subir las escaleras para enfrentar a amelia, primero vaya por la izquierda en la zona de un bosque lleno de pistoleros y hacer toda esa zona, porque despues de matar a amelia se hacede noche y es más perro, tu que ya la derrotasté, ¿es cierto eso? que se hace de noche-.

    • arsánchezq

      sí pasa de noche a día o de día a noche pero no sé qué tanto se complique. yo no la he sentido tan difícil hasta ahora.