Diario de Bloodborne #004: HDSPM

Finalmente abrí la reja al fondo de la escalera del atrio –si es que así se le puede llamar– del templo central. Maté a montones de enmascarados, esquivé a un gigante (más por flojera de que me matara que por miedo) y, luego de analizar mis opciones (izquierda: una caverna lúgubre, derecha: un tipo con un Taser), me enfrenté contra un par de Hijos de su Pinche Madre, aunque me dicen que también los conocen como Hunters. El primero era el que cargaba el Taser y un escudo. La primera vez que me lo topé, pensé que estaba solo. La pelea no iba tan a mi favor, pero tampoco lo estaba haciendo tan mal. De pronto saltó al ruedo un espontáneo y me empezó a disparar por la espalda. Para el momento en que me di cuenta de que era otro HDSPM, ya era tarde. Una vez que entre los dos me rompieron el alma, se quedaron platicando. Me los imaginé con el siguiente diálogo:

HDSPM1: ¿Viste cómo agarré desprevenido al pobre pendejo ese?

HDSPM2: Juar, juar, juar. Yo pensé que el charquito de Blood Echoes que dejó era popis.

HDSPM1: ¿”Popis”? No digas ‘popis’. Es de mal gusto. Cómo eres naco.

HDSPM2: De mal gusto es tu lanza con escopeta integrada, pinche gato. 

HDSPM1: Gata tu mamá. 

HDSPM2: <Le pinta cremas.>

HDSPM1: <Le pinta tilín con rueditas, al estilo Subco, se da la media vuelta y no vuelve a platicar con su compañero.>

Siento que fue precisamente ese distanciamiento el que me permitió regresar, recoger mis Blood Echoes y partirle el hocico al primero de los Hunters sin que el otro idiota se metiera; se quedó parado, viendo cómo le tiraba hachazo tras hachazo a su compa. No soy experto en aturdir a mis rivales, pero a este pobre diablo sí lo senté un par de veces. Le solté de esos hachazos R2 recargados y sabrosos que se sienten como clavada de Shaquille O’Neal (aunque ya me dijeron que con un visceral lo habría despachado antes; soy un simio). Hasta rebotó el malnacido, solo para propinarle un R1 mustio antes de que se levantara. ¿Y el otro Hunter? Seguro estaba muerto de risa y pensando que a él no le iba tocar repasada. “Ándele, por pendejo”, siento que dijo.

[youtube=https://youtu.be/eAF_1NeqzKg]

Pero también le tocó. Con todo y su lanza/escopeta. Por cierto, ¿alguien lleva la cuenta de cuántas balas pueden cargar esos güeyes? Estoy seguro de que el infeliz ese me disparo por lo menos 25 veces. Ay, sí. Ahí está uno dejando plomo en el Storage porque no puede cargar con tanto, y un actor de reparto carga con más plomo que la gasolina Nova. En fin… Con el que no pude fue con el Death Dealer que estaba adelantito de él. Por cierto, ahora leí que se llama Snatcher. Tiene mucho más coherencia con ‘Robachicos’. Meh.Fue entonces que decidí conocer a Vicar Amelia: entré al templo, vi su transformación, no me pareció un jefe particularmente ojeras (al menos su primera etapa), me rompió el hocico y no regresé.

¿Y si regreso al lugar aquel al que me llevó el Snatcher/Death Dealer/Robachicos? Me puse a leer en una wikia, y resulta que había una mujer que nunca vi. Pretexto suficiente para volver, pero primero entrenaría cómo exterminar Snatchers. Primer intento, muerto. Segundo intento, muerto. Tercero, cuarto, quinto, sexto… Me hizo pomada mil veces el mismo flacucho hasta que se aburrió, y fue en ese mismo recorrido que llegué hasta la orilla de la calle, donde estaban los dos Tocinotes y la afamada jauría de canes despeinados© de Unseen Village, que pude matar al Snatcher renegado, que protegía un arma llamada Tonitrus que, básicamente, es una bola con electricidad (¡justo la que tenía el primer Hunter a un lado del templo de Amelia!). Orgulloso, fui con la muchacha a la que nunca pude ver, pero estaba muy alterada y no me hizo caso. Supongo que mis ropas le dieron miedo; ando vestido como pepenador. Y entonces me fui contra Darkbeast Paarl.

Hasta ahora no tengo idea de cómo romperle el hocico a esa cosa. Es un perrote electrocutado. ¡Ahora que lo pienso, todo en Bloodborne son perrotes!

Por cierto, acabo de darme cuenta de que no puedo comprar Oil Urns porque tumbé a Djura de la torre y nunca agarré el Badge que ese idiota soltaba porque quedó al otro lado de un barandal. Recen por mi alma.

Acerca de arsánchezq

ingeniero de profesión, campeón por decisión unánime.

Más Chyk

Batrashbatrushka #174: Krkindajaus

Como suele pasar con las semanas previas a E3, la regularidad de las noticias disminuye …