El hombre lobo está en PlayStation 4

Me gusta que The Order: 1886, la nueva exclusiva de Ready at Dawn para PlayStation 4, trate sobre hombres lobo. Y me gusta porque me rasco la cabeza para pensar cuándo fue la última vez que los hombres lobo tuvieron un papel protagónico en un videojuego… me acuerdo de The Legend of Zelda: Twilight Princess pero ese licántropo adolescente en mallitas nomás no convence. Es que vaya… ¡Son hombres lobo en un videojuego! ¡Y están chingones! Digo, caen en uno que otro cliché, como que hablan –más bien gruñen– y cuando vuelven a ser humanos se ven francamente desahuciados, pero fuera de eso, son los hombres lobo más chingones que he visto en un videojuego en los últimos años.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=RgJvIak6BpE]

Quien por fortuna no cae en clichés es The Order: 1886. O bueno, la verdad sí, pero recitarlos sería arruinarle la experiencia a alguien. Pero vaya, con todo y sus clichés Ready at Dawn se aventó la tarea de hacer un videojuego AAA basado en una etapa histórica que ningún estudio, ni por curiosidad, se había atrevido a tocar con tanta ambición. No me queda la menor duda que el director del estudio, Ru Weerasiruya –ay güey– logró su cometido de ofrecer una experiencia cinematográfica de gran calidad para PS4. Si se lo hubieran propuesto, seguramente la ficción victoriana de The Order: 1886 se vería de maravilla en una serie de televisión o hasta en una película. Lástima que  como videojuego tenga algunos detalles. Después de unas horas de juego se siente repetitivo… cúbrete aquí, dispárale a esos rebeldes con el rifle de rayos –que por cierto hace estallar a los enemigos como las pistolas de Mars Attack!– y así hasta que comiencen a correr los créditos. Lástima porque un diseño de niveles más estilizado (rutas alternas o un sistema de decisiones) o variaciones al sistema de juego (subirme a un caballo o carruaje a soltar plomazos) hubiera hecho de The Order: 1886 un juego memorable. Igual, The Order es una repetición que me resultó agradable nomás porque se ve increíblemente chingona. Y que digan misa los que juegan en PC; hoy por hoy ningún juego se ve tan bien como la obra de Ready at Dawn.

Hay otro aspecto de The Order que me gustaría destacar, sus personajes. Aunque Sir Galahad y Lady Igraine –que según yo se parece a Eva Green– también caen en clichés, en realidad son interesantes. Desde Mario Bros. ningún mostacho había llamado mi atención. Vaya, The Order: 1886 hizo lo que ya casi ningún juego ha logrado en mi: ganas de quedarme a ver los cortos, que por cierto, abundan. Y vaya que resulta destacado, acuérdate cuántas veces le diste skip a los insufribles cortos de Dying Light.

the order 1

También está la historia. Aunque la narrativa de The Order está como a 129 años del glorioso guión de The Last of Us, vale la pena clavarse en el cuento de Sir Galahad, los caballeros de la mesa redonda y el agua maldita. Y vale la pena porque ningún otro juego cuenta con una historia similar. Quién diría que el PS4 se iba a poner tan victoriano.

Y por favor, no se claven en la absurda discusión sobre la duración del juego. Sí, The Order: 1886 es un videojuego corto (dura un poco más de ocho horas si se juega con la paciencia que merece), pero eso no significa que sea un juego malo. Saber cuándo es el momento de bajar el telón también es una virtud.

Y ya para cerrar, una sugerencia. The Order: 1886 se juega mejor con Lobo hombre en París de La Unión.

Acerca de Allan Vélez

Más Chyk

Los 17 años del Dreamcast y mi primera película porno

El Dreamcast fue una consola extraña, y hoy cumple 17 años de haber sido lanzada …

  • Así de pura observación me parece que la principal bronca es que llegue a precio de $999.
    Si el juego está bueno o malo ya será según del gusto de cada quién, pero si vas a meter algo que no te ofrece más que una o dos sentadas, por lo menos hay que buscar no sangrar tanto el bolsillo del consumidor.
    Vamos, el que no sepa este detalle de la poca duración y compra a ciegas, seguro va a sentirse (porque admitirlo públicamente sería difícil me imagino) ya no afirmes timado, pero sí defraudado, onda que le quedaron a deber.
    Basta revisar el caso concreto de Metal Gear Grand Zeroes, que fue por ese camino (a ver la que se te arma cuando cobras $999 por ese pese a su calidad gráfica y cinemática).

    Fíjate cómo lo hace Nintendo. Los últimos juegos de Toad y Kirby salieron a $799. Que si a unos les gusta más que a otros; pero de entrada te están manejando juegos de gran renombre a un precio que ya te dice, mira, no es una campañota, no es un skyrim, pero toma, $200 menos (y ya para que hasta Game Planet te respete ese precio es que funciona mejor así).

    Finalmente no se trata de ser roto. Se trata de no hacerte sentir que pagaste de más por un juego cuando por lo mismo pudiste comprar otro de calidad similar y que sí te iba a durar una buena temporada hasta que saliera (o pudieras conseguir) otro.

  • Deberían leer esta reseña con esta canción.
    http://youtu.be/fimajIVl6xU
    Saludos a todos.

    • arsánchezq

      uf. tenemos un romántico en la casa. jajaja.