Sobre los inevitables videojuegos de Ghostbusters

Es oficial y prácticamente no hay marcha atrás,  Ghostbusters 3 viene en camino y la película será protagonizada por Melissa McCarthy, en un movimiento que recuerda a esa cuestionable decisión ejecutiva de castear a Rossie O’Donnell como Betty Mármol, y que a su vez abre paso a otra realidad tan inevitable como potencialmente dolorosa para cualquier gamer que haya vivido su niñez durante la década de los ochenta y noventa: habrá un videojuego nuevo de Ghostbusters, y las probabilidades de que sea un bodrio insufrible son extraordinariamente elevadas.

Ha sucedido hasta el momento con virtualmente cada encarnación de esta franquicia: tan pronto  sale al mercado, es solo cuestión de tiempo para que llegue un juego de video sobre la versión en curso. Lo vimos particularmente con las primeras dos cintas y es casi un hecho que habrá alguna adaptación que acompañe al cierre de la trilogía.

Observando un poco las nuevas tendencias del mercado que apuntan ahora a las plataformas móviles y con un modelo enfocado al free-to-play, la expectativa obvia va hacia esos terrenos, con alguna producción de bajo costo, hecha sobre la marcha, con un gameplay tan sencillo y modesto como su apartado gráfico, pero fríamente calculado para generar dinero mediante microtransacciones. Ya lo veo venir; ahí está el antecedente con Fruit Ninja el pasado Halloween. El videojuego de Ghostbusters 3 lo tiene todo para mantener la reputación infame de esta saga.

Y esta es la excusa perfecta para dar un repaso por los videojuegos de Ghostbusters, basados en mayor o (muy) menor medida en la trama de sus películas. Nos enfocaremos solo en las adaptaciones fílmicas de manera que el arcade de The Real Ghostbusters y el juego de Atari para PS3 y Xbox 360 quedan fuera aun si son los más rescatables.

Ghostbusters (1986) — NES

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Yy4yKNqKVos?feature=player_detailpage&w=800&h=450]

La mejor franquicia de los ochenta en la mejor consola de su generación, con Activision detrás de la producción: todo parecía acomodado para lograr un clásico pero no fue así. El sistema de juego era un gran WTF. En lugar de desplazar a Bill Murray por el mapa de la ciudad, tenías que usar tu imaginación controlando el logotipo del fantasma y mezclaba atolondradas secuencias de manejo del Ecto-1 en escenarios donde el auto podía quedarse sin gasolina a media carrera. De hecho, básicamente solo tenía cuatro eschenarios. Incluía una tienda virtual donde podías comprar ítems que hacían menos dolorosa la experiencia, pero los precios eran un disparate. Sin embargo, lo más desquiciante de este juego era la melodía, que se repetía infinitamente hasta que arrojabas el cartucho contra la pared.

Existe una versión todavía más abstracta para Atari 2600, y una adaptación mucho más pulida pero igual de insufrible para Sega Master System, con el gran agregado de una pelotita de karaoke para cantar el tema principal de la película.

Ghostbusters 2 (1989) — NES

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=cq6WbtlWCwU?feature=player_detailpage&w=800&h=450] Este fue el primer juego que tuve de esta franquicia y resultó un fiasco. La experiencia es más fluida y un poco menos frustrante que en el primer juego, pero tiene algunos puntos negativos: de entrada, el hecho de no usar el proton pack para atacar a los fantasmas. Además, ahora el juego tenía 8 niveles en donde repetías de manera cíclica tres clases de escenarios: side-scrolling, conducción y… ¿simulador de la Estatua de la Libertad?

Existe también una versión para PC –mucho más rudimentaria en su sistema de juego, aunque con mejores gráficos– que incluye una secuencia donde intentas cazar fantasmas al interior de una tienda departamental, destrozando los probadores de damas en el proceso. Eso es divertido.

¿Qué pasará con el videojuego de Ghostbusters 3? Que Bill Murray nos ampare.

Acerca de York Perry

Intento de chavorruco. Escribo por el amor al trolleo. Sígueme en Twitter: @yorkperry.

Más Chyk

Super Back to the Future II, el juego perdido de Marty McFly

La ficción nos ha alcanzado. Hoy es el Back to the Future Day, la fecha …